Ulúa /Sabor a sal
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 


San Juan de Ulúa
Juana Itzel Barrera Guerra / Sabor a sal

     El puerto de Veracruz cuenta con una maravillosa fortaleza llena de acontecimientos históricos, de leyendas y de anécdotas de quienes la visitan, fue llamada San Juan de Ulúa en honor al general Juan de Grijalva y Ulúa, porque los nativos del lugar le llamaban “kulúa”.


     He tenido la oportunidad de visitar San Juan de Ulúa en compañía de tres grandes amigos quienes me visitaron de la ciudad de Xalapa, nuestra capital del estado. Frente al mercado de artesanías “Miguel Alemán Valdés” se estacionan los camiones de servicio turístico quienes nos ofrecieron visitar la fortaleza por 50 pesos, nos subimos al turi-bus y en seguida emprendimos el recorrido.


     Una vista prodigiosa, las calles, los edificios, los puentes, las iglesias, las palmeras borrachas de sol que menciona Agustín Lara en su famosa canción y el imponente mar de Veracruz. Al llegar a la fortaleza en seguida la gente se queda con un guía quien les hace el recorrido durante una hora teniendo un costo de 30 a 50 pesos por persona; nosotros no pagamos al guía y entramos por nuestra cuenta.


     Mientras caminábamos reflexioné lo difícil que es como estudiante foránea poder asistir a museos, presentaciones, eventos, fandangos, obras de teatro en las que se debe pagar una cuota de recuperación, por supuesto que existen muchos eventos gratuitos apoyados por el gobierno y los institutos de cultura, algunos muy buenos, entre ellos asistí en diciembre al teatro Clavijero donde se presentó la Sinfonieta Veracruzana del Director Ricardo Martínez, ¡un deleite visual y auditivo maravilloso!, el programa me cautivó con la Sinfonía n.29 y el Concierto n.3 de Mozart.


     Sin embargo, muchas veces no he podido asistir por motivos económicos a las muchas actividades que el puerto de Veracruz nos ofrece, pero en medida de nuestras posibilidades hay que acudir a eventos y lugares en los que podamos enriquecer nuestros conocimientos artísticos y de historia.


     Conocer nuestra historia, la propia y la historia del lugar en donde vivimos tiene una valía muy importante. Nuestra generación tiene una herramienta poderosa que debemos aprender a usar en nuestro beneficio: el internet, ese mismo que usamos para subir fotos en San Juan de Ulúa o en el malecón, al que acudimos para buscar películas y ver series de narcos. El internet también nos brinda información de cualquier parte del mundo, de la historia de nuestros pueblos, ciudades, estados y del país.
Es importante conocer nuestro pasado. Hoy en Veracruz se están realizando diversos eventos por motivo de los quinientos años de la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz. Medio milenio de historia de la ciudad, motivo para sentirse orgulloso de ser veracruzano “para enriquecer la identidad” pero también, y eso no hay que pasarlo por alto, abrirnos la herida y recordarnos que fuimos colonizados, que nos arrebataron nuestra cultura, nuestros dioses, nuestras lenguas, nuestras riquezas, para recordar a toda la raza negra que vinieron a América para ser esclavos y a cambio nos legaron música, bailes, cultura que dejó su huella y se sigue apreciando con fuerza en el barrio de la Huaca de esta ciudad.


     Por San Juan de Ulúa entró todo lo bueno y todo lo malo que los españoles nos trajeron. En esta fortaleza de texturas maravillosas, construida por varios tipos de coral, algas y huevos de aves se generaron historias y grandes leyendas como la de Chucho el roto y la Mulata de Córdoba de la época en que San Juan de Ulúa funcionaba como cárcel, como una repugnante cárcel de muros gélidos y sombríos, verdadera tortura totalmente inhumana; hasta doscientas personas por calabozo, sin baños, con humedad, frío, sin que les pegara la luz del sol, caminando entre las estalactitas y estalagmitas que ayudaban a incrementar el martirio.


     En este recinto histórico también se escribió parte de nuestra constitución política de 1917 y también estuvieron grandes personajes como Porfirio Díaz y Benito Juárez.


     San Juan de Ulúa ha sido y es motivo de inspiración para artistas veracruzanos, deleite de los fotógrafos, complicidad de los enamorados y referente de los apasionados por la historia del puerto y del país. Cuando llegue a vivir a Veracruz estas fueron de las primeras décimas dedicadas al puerto que leí y me emocionaron tanto que decidí aprender a escribirlas para mostrar la admiración y el cariño que uno puede ir generando por el paso por los sitios a donde la vida nos ponga.

Piedra múcara, marina
hogar del coral diploria
que en siglos lentos, su historia
grabó terrea y alcalina.
La ciencia en ti determina
componentes , propiedades
y cuida no te degrades.
Cerebro enorme no humano
encaje níveo del océano
prodigio en sinuosidades.

Te volviste terrenal
al dejar el arrecife
y en manos del alarife
te aviaste de arena y cal
pared, tu oíste en ideal
complicidad clandestina,
y es tu memoria salina
basto de libros secretos
que te reserves completos
piedra múcara marina.

     Terminamos nuestro recorrido por el recinto, conocemos más sobre nuestro pasado como mexicanos, como veracruzanos. Regresamos al centro y durante el camino vamos apreciando las tonalidades verdes y azules del mar, pienso en el mar de conocimiento y de historia en la cuatro veces heroica ciudad del puerto de Veracruz, en las tonalidades diferentes con la que se puede escribir y aprender la historia. Pienso en todo lo que me falta por recorrer para así, como en San Juan de Ulúa ir construyendo de coral, múcura marina o cualquier material que la vida me presente, mi propia historia.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 703 invitados y ningún miembro en línea