Me adeudan Filosofía
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Por si te gusta Leer

Me adeudan filosofía

 El no tener clases de Filosofía me entristece, ni un guía,  ningún instructor que nos enseñe a filosofar  sin que nos demos  cuenta.

Juana Itzel Barrera Guerra*

Cuando leí mi horario de sexto semestre la curiosidad, como sucedió con Pandora, recorrió mi  mente  al saber las materias que voy a cursar, de las cuales espero aprender y deseo que ahora sí, a diferencia de otras, alguien esté deseoso de enseñar.

Ahí estaba, como clase rara, como joya de la corona de mi preparatoria: FILOSOFIA, la materia que mi maestro Joel de Español en la secundaria nos decía que era bella, tan bella, que logró enamorarme de ella aún sin conocerla; en mi horario de clases estaba su nombre y mi corazón se agitó estoicamente.

¿Qué es la Filosofía?  Alguna vez leí en uno de esos libros que la chaviza  clasifica como  "aburridos"  que etimológicamente  significa “amor a la sabiduría”  phylos-amor  sophya-sabiduría. Pero ¿qué es para mí el amor a la sabiduría?  ¿Será que sea más que aprenderte los nombres de los principales filósofos? ¿será más que saber que Sócrates era el padre de la filosofía?  o, ¿dónde y cómo surgió?  ¿Será más que fechas, nombres y definiciones?  ¿Y luego, cómo aplico en mi vida diaria  esas fechas?, ¿será que son sólo preguntas? ¿Será que yo llegue a las respuestas?

 Hablo desde mi experiencia, materias que hemos podido aprovechar al máximo para aplicarlas en la vida y  nos llevan a concentrarnos en el examen, bajo el mando de "pos así dice la reforma yo no sé" y nos obligan a abortar el gusto naciente por ese conocimiento. Nadie nos ayuda a parir, más bien, tenemos momentos de legrados en el alma.

Observo el comportamiento de mis compañeros  en estos más de 10 módulos sin maestro de filosofía, pero que  no son del todo perdidos.  Algunas compañeras  trenzan el cabello de sus amigas, otros  compran  chicharrones con “arta salsa”,  platican de  los temas de interés de la chaviza; Halls negros, las Ha-ash, el chico del apartamento 5-12, la novela de las 3 Anas y otros temas que son las piedras angulares de su existencia,  en fin, pero me cuestino ¿alguno se preguntará ¿por qué y para qué hace, dice, piensa o calla?

Recuerdo el día en que regresaba de desarrollo humano el semestre pasado, caminaba con Nathalia y le decía lo maravilloso que era la caída de las hojas.  Fui a buscar el balón de basquetbol mientras el  viento sopló  y observé como las hojas del árbol  caían. Me recordó a un poema que mi papá recitaba, pero le di otro sentido y así durante el camino fui viendo otros  árboles, otras  hojas y lo relacione con distintas cosas; entonces pensé en el sentido de las hojas, de su existencia, de su caída, el florecer, el renacer y tuve una experiencia grata y profunda.  Naty, que me acompañó en el caminar  me dijo, totalmente convencida,  que estaba loca.

El no tener clases de Filosofía me entristece, ni un guía,  ningún instructor que nos enseñe a filosofar  sin que nos demos  cuenta, así, las fechas y  definiciones que me esperan en mis próximos módulos han nacido sin poder responder a la pregunta filosófica del ¿para qué?

Pero mi tristeza tiene razón de ser, está de por medio mi libertad, ya que si le creo a Pitágoras tendría que cuestionarme ¿ quiero aprender  por el afán de ser libre? 

 Los días que llevo sin maestro de filosofía me hacen pensar  en mí, en mis compañeros y en las frases de William James : "un hombre que no tenga ninguna filosofía es el menos propicio e inaprovechable de todos los prójimos posibles".

Y mientras  nos perdemos  de un modulo más sin libro, sin maestro, sin preguntas filosóficas,  observo, pienso…¿luego existo?,  vivo, percibo, sueño e interpreto… ¿desde mi caverna?...

Será que, como el León le decía a Pitágoras,  según contó  Cicerón, “la vida es como los juegos olímpicos,  donde algunos buscan honor y gloria, otros riquezas  y los que contemplan el espectáculo: los filósofos”.

Entro de nuevo al salón donde aprenderé, de lo que creo Sócrates llamaría Sofistas y espero el nuevo espectáculo.

Juana Itzel es estudiante del sistema medio superior mexicano y colaboradora de Sabersinfin.com Región Sureste.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 990 invitados y ningún miembro en línea