Cuatro poemas de Roberto Appratto: Impenetrable, Conversación, Desde el principio, Sobrenatural
Minuto a Minuto

 

 

 

20 de enero de 2021

 

Cuatro poemas seleccionados del libro Los límites del control, segundo premio correspondiente al Premio Nacional de Literatura 2020 (Uruguay), sección Poesía, Obra édita.

 

Impenetrable

La mirada permanece en silencio. Son muchos años
durante los cuales la poesía dejó pasar palabras
que remitían  a un estado de ánimo invisible.
La mirada permanece en silencio como entonces,
como la de Marlon Brando,
clavada en un ángulo del cuarto,
o la de un locutor cuando ya ha leído su noticia.
No se sabe en qué piensa. Hasta el último rincón de su mente
reza por una revelación que lo saque,  pero no es posible.
Es tiempo  de permanencia, el ruido de alrededor
en espacio mínimo, la concentración del gesto en la fijeza
que oculta la variación de todo.
La escritura hace pensar un poco más en eso.
En los últimos días, sobre todo de noche,
mientras  hablaba solo  para concentrarse,
escuchó algo así como un murmullo
de comprensión silenciosa. Un desplazamiento
de los hechos del pasado.
Eso es lo que está mirando cuando se levanta y sale.

Conversación

Las voces de adentro y las voces de afuera
hablan al mismo tiempo de cosas diferentes
como si se comentaran sin escucharse.
Las voces de adentro y las voces de afuera
se toman su tiempo para limpiar el ambiente
sin decir lo que son ni lo que cantan: de a poco
la versión  de afuera cambia
como si diera un salto visto de abajo
por encima de los años que ha tardado,
complicado por las tensiones del momento.
Por otro lado, las voces de adentro entienden en el acto
y cantan como si supieran la letra, inspiradas
por el aire que las mueve: son de adentro,
de un interior apasionado por lo que creían.  
Las voces de adentro y las voces de afuera
hablan en  presente del indicativo
del cuerpo que las une. No sé  si hablan bien,
pero tratan de cubrir  los períodos oscuros,
esos días que se dispersan como versos
y dejan por atrás una imagen, muy precisa,
de lo que no se quiere decir. Algo que se cierra
como una bóveda secreta entre la lengua de afuera
y la lengua de adentro, para que nadie entienda.


Desde el principio


Acerca de componer sin mirar atrás,
sin olvidarse de cómo decir algo
con agregados que marca el uso
y la imaginación tal como está.
Sin tocar nada ni pensar
cómo podría ser otro, pensado por otro. Ahí  
segregamos lo poético, como  puesta en escena
de lo que no se ve pero se redondea,
con mucho cuidado.
Eso que se llama la palabra justa.
La debilidad no se nota, ni siquiera vista de cerca.
Por lo tanto, se puede seguir un rato más
mientras se piensa en el siguiente giro,
en la siguiente coma,
en el siguiente poema. El redondeo
es una cuestión de oficio,
todo el mundo sabe eso. Sin dudar:
el que escribe es uno, el que sabe cómo moldear
la imaginación con tiempo.
Se termina el poema con una sonrisa
que lleva la cara hacia adelante y hacia arriba,
donde está el público. Eso es lo que uno espera.
Sin embargo llega un punto en que la certeza no aguanta
y uno queda en un rincón ordenando papeles,
repitiendo en voz alta dos o tres frases antiguas
para decir yo soy ése y  no perder la mano.
Eso es todo:
el oficio no salva de la repetición.
Yo aconsejaría quedarse un rato sin decir nada.
 

 

Sobrenatural



La imagen de lo que  no tiene imagen
brilla sola en el canto de la hoja
como un cuerpo que se prende y se apaga
en una película vieja de ciencia ficción.
La imagen escribe al margen la historia  y el sonido
de un pensamiento oscuro
imposible sobre todo de día.
Se toma un tiempo para no perder el control
entre lo que está y lo que no está, como una danza
que  apenas toca el suelo marca el rostro del vampiro.
El nombre aparece dibujado.





Profesor de Literatura egresado del Instituto de Profesores Artigas (IPA) donde se desempeñó como profesor de Teoría Literaria. Además ejerció la docencia a nivel de educación secundaria y universitario.
De 1975 a 1979, escribió crítica literaria en la revista Maldoror. Cumplió idéntica tarea en La Plaza hasta 1981 y en el semanario Jaque. De 1983 a 1987 realizó crítica de cine para el semanario Aquí. Hasta 1998 también trabajó para El País Cultural.
En 1998 fue galardonado con el Premio Municipal de Poesía de la Intendencia de Montevideo. Cuatro años después ganó nuevamente este premio con su obra En el momento mismo. En 2007 recibió el Premio Nacional.
En 1974, 1975, 1979 y 1995 publicó trabajos críticos sobre Chéjov, Edgar Allan Poe, Jorge Luis Borges y E. E. Cummings. También publicó novelas y volúmenes de poesía.

Obra
1978: Bienmirada
1983: Cambio de palabras
1986: Velocidad controlada
1991: Mirada circunstancial a un cielo sin nubes
1993: Íntima (novela)
1994: Cuerpos en pose
1995: Arenas movedizas
1996: Bárbara (novela)
2004: Después
2004: La brisa (novela)
2005: Levemente ondulado
2007: Se hizo de noche (novela)
2008: 18 y Yaguarón (novela)
2014: La ficcionalidad en el discurso literario y fílmico. Trabajo de investigación.
2014: Como si fuera poco (novela). Premio Bartolomé Hidalgo 2015.
2018: La carta perdida (novela). Premio Nacional de Literatura,obras éditas, 2018. Tercer premio
2018: Los límites del control (poesía). Premio Nacional de Literatura obras éditas, 2018. Segundo premio.
2020: El origen de todo (novela)
2020: Mi versión de los hechos

 

next
prev

Hay 2207 invitados y ningún miembro en línea