Petición en el Día del Niño (Poema)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

Petición en el Día del Niño

Miguel Ángel Pérez Rojas*

¡Escúchame un momento!
No me maltrates por ser sólo un niño,
¿Cuando tú fuiste infante
también te faltó cariño?
Pero yo no soy el culpable

de todo lo que padeciste,
más bien quiero decirte
que soy un angelito inquieto,
sin aureola, sin alas,
pero que sabe hacer travesuras,
abrazos, besos y caricias,
lo mismo que con ternura,
te suplico ¡no me lastimes papito!

Mira, mejor juega un instante conmigo,
como lo hacen los papás, de todos mis amiguitos,
ellos disfrutan llevándolos de la mano
ya sea al parque, al colegio, al cine
o simplemente platicando por la calle,
saboreando un rico helado
y mojarnos los zapatos
como cuando tú eras niño.
Y que me leas muchos cuentos
cuando me vaya a dormir
para que al otro día pueda presumir,
de las fantasías e inventos
que pueda escuchar de ti.

Quiero pasar gratos momentos,
al lado tuyo, de mamá y de mis hermanitos,
quiero sentirme orgulloso de mi papá,
y cuando vaya a la escuela,
contaré a mis compañeritos
que tengo en casa un “super héroe”,
que es de carne, que es de hueso,
lo mismo canta, que llora,
y que vive junto conmigo
con quien comparto mis alegrías.
Y no al padre agresivo,
que casi todos los días
sin haber algún motivo
me ofende y me golpea,
y después trata de disculparse
cuando le llega el arrepentimiento,
pero nunca su pensamiento
acepta toda su culpa,
su único objetivo, sacar todo su coraje.

¿Dices que son presiones,
que siempre viven contigo?
Que la crisis, el estrés, el trabajo
 ¿O le llaman frustraciones?
Discúlpame porque no entiendo.
Yo sólo te pido que cambies,
que modifiques tus acciones,
que no veas a otras mujeres,
buscando nuevas facciones
sino más bien admires a mi mamita,
como lo hacemos tus hijos,
que contamos con ella siempre,
con su cuidado tan fino,
dándonos en todo momento
sus consejos y atenciones.
Con ayuda en la tarea,
caricias y bendiciones.
Así es como te quiero yo.
Quiero disfrutar tu tiempo
lejos de tus amigos,
cuando no estás en tu trabajo,
quiero sonreír contigo,
si analizas bien las cosas,
no es tan grande el sacrificio,
sólo déjate querer,
como cuando eras un niño…

…Y entonces sabrán mis hijos
conocerán tu digno ejemplo,
cuando llegue ese momento
 les contaré con gran orgullo,
que tuve un padre cariñoso,
quien fue mi mejor amigo,
el que me llegó a querer
y me supo comprender…
¡Como ningún padre en el mundo!

 

*Miguel Ángel Pérez Rojas es originario de Tehuacán, Puebla, México y profesor de bachillerato.

 

Más de la obra de Miguel Ángel Pérez Rojas:

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 973 invitados y ningún miembro en línea