Cocodrilo, la droga caníbal
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

"¿Tienes vicios?... me das lástima, yo soy paralítico pero vivo mejor que tú".
Anónimo.
 
En el oriente antiguo el cocodrilo o makara, en sánscrito, representaba al Dios de las tinieblas y de la noche, se relaciona con el décimo signo del Zodíaco, equivalente al Capricornio de los europeos. Crocodilópolis era el lugar donde se practicaba el culto de este animal, que estaba consagrado a Set y Sebak. Se decía que los cocodrilos atraían a sus víctimas con un peculiar y extraño quejido, muy similar al llanto, también se contaba que los animales lloraban sobre los restos de sus víctimas después de haberlos devorado. Hoy sabemos, que las famosas lágrimas de cocodrilo son una secreción acuosa que mantiene hidratados los ojos del animal.

En la actualidad, con el nombre de cocodrilo o krokodil (en ruso) se identifica una droga que acaba con el tejido carnoso de quienes la consumen. Ésta apareció en Rusia hace más de una década (2002) y se trata de una droga similar a la heroína y la morfina. La mortal droga está hecha a base de una mezcla de codeína con componentes como gasolina, diluyente de pintura, aceite o alcohol, se inyecta y llega a causar en la piel del adicto un color verdoso, que con el tiempo provoca que aparezcan escamas y el tejido se pudra.

Sus principales consumidores se encontraban, en la ciudad siberiana de Novokuznetsk, en la frontera con Kazajstán, pero en EE UU y en México ya se han dado los primeros casos. De acuerdo a datos proporcionados por la Banner Good Samaritan Poison and Drug Information Center en el Estado de Arizona: "Son los primeros casos conocidos (en EE UU), estamos aterrados”. Los consumidores de Krokodil o desomorfina (nombre científico), sólo se han encontrado en grandes cantidades en Rusia, donde se incautaron 65 millones de dosis durante los tres primeros meses de 2011.

La desomorfina posee efectos sedantes y analgésicos, siendo de 8 a 10 veces más potente que la morfina, se utiliza como una droga alternativa a la heroína, pero es mucho más barata, una dosis de krokodil cuesta entre tres y cinco veces menos que una dosis de heroína. La droga puede ser fácilmente elaborada a partir de la codeína presente en jarabes o tabletas, yodo y fósforo rojo, en un proceso que resulta similar a la síntesis de metanfetamina a partir de la pseudoefedrina.

El krokodil ha ganado una gran popularidad al ser responsable de la producción de gravísimos daños en los tejidos, flebitis y gangrena, requiriendo muchas veces la amputación, infecciones en los huesos, osteomielitis en los huesos de la mandíbula y la cara, llagas y úlceras en la frente y cráneo, así como necrosis en orejas, nariz y labios y problemas en hígado y riñones. El daño en los tejidos blandos ocurre principalmente alrededor de las zonas inyectadas y es causado por la acumulación de la droga. Además el efecto del krokodil es bastante efímero, mientras que el efecto de la heroína dura varias horas, el krokodil dura entre 90 minutos y 2 horas lo que induce a sus usuarios a inyectarse varias veces por día. El grado de daño sobre tejidos es tan elevado, que la expectativa de vida de los adictos es de dos a tres años.

Según un estudio realizado en la International Journal of Drug Policy (Revista internacional de política de drogas), se estima que 100,000 personas en Rusia y alrededor de 20,000 en Ucrania se inyectaron la droga en 2011, así mismo, en octubre de 2011 se encontraron indicios de krokodil en Alemania. En marzo de 2013 se encontraron rastros de utilización de la droga en Argentina. En octubre de 2013 personal médico en los estados de Arizona e Illinois, en los Estados Unidos, reportó cinco casos de pacientes que mostraron lesiones en piel y músculos compatibles con el uso de esta droga. En enero del 2014 se confirma el primer uso de esta droga en México, en el estado de Sonora.

Los especialistas afirman que una vez en el torrente sanguíneo, la droga daña los vasos y tejidos,  observándose “venas inflamadas, heridas que no cierran, olor persistente a farmacéuticos… la droga seca a la persona y expone la carne viva, y da apariencia escamosa a la piel antes de disolverla”.

Krokodil existe y sus impactos orgánicos son reales, es la droga caníbal que devora a las personas y cada vez más preocupa su extensión por el mundo, especialistas afirman que “No se recomienda a nadie el consumo de esta droga, porque las personas que lo hacen ingresan al infierno y el de Dante se vería como un juego”, juzgue usted amable lector.
 
Jorge Rodriguez y Morgado 2Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSERbien en Sabersinfin.com.
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 692 invitados y ningún miembro en línea