Lesiones en la lucha libre
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

1 de diciembre de 2013

Hablar de lucha es hablar del más ingrato de los amores: "Doña Lucha"; pues como luchadores podemos darle lo mejor de nosotros, incluso sacrificar tiempo al lado de nuestras familias.

Así un deporte que combinado con el espectáculo brinda adrenalina entre aficionados y en especial los mismos luchadores, pero ¿qué pasa  cuando esa adrenalina tiene como consecuencia una lesión?

Son pocos los compañeros que pueden presumir no tener alguna lesión a consecuencia de la práctica de la lucha libre, pero los que hemos tenido esa amarga experiencia de sufrir aunque sea la más mínima de las lesiones, y que nos aleje  de realizar lo que más disfrutamos,  sabemos del costo  que puede significar regresar a tomar un buen nivel.

A experiencia propia puedo y me atrevo a comentarles como he vivido lesiones propias y ver como mis compañeros luchan por salir de estas situaciones. Personalmente me ha tocado lidiar con tres lesiones que he llegado a considerar relevantes por la forma y el tiempo que me alejaron de esto que tanto quiero.

Primera lesión.

Aproximadamente al año con un mese supe por primera vez lo que es una lesión, me encontraba haciendo mis pininos en una función en la Unidad Habitacional La Margarita, todo en la lucha marchaba bien, terminó y regresé a casa. Descansé y fue hasta el otro día cuando me fue difícil levantar el brazo izquierdo, todo resultó en que mi hombro estaba fuera de lugar, esta lesión tuvo una solución rápida pues sólo necesité que alguien lo acomodara y sin más problemas continúe entrenando.

Segunda lesión.

Un día antes de tener mi primer lucha en la Arena Puebla ( función privada no como parte de los tradicionales lunes) estaba entrenando para llegar lo mejor posible, entonces hice mal un suplex y al caer sentí que algo se rompió; no le di importancia pues no quería desaprovechar la oportunidad frente a la que me encontraba. Luché y después de una revisión médica el diagnóstico fue un esguince  de segundo grado, aunque el  diagnóstico marcaba un mes para volver a las actividades deportivas soporté sólo dos semanas y regresé.

Tercera y –espero- última lesión.

Quizá por ser la más reciente muchos  de ustedes ya la conozcan.  Días antes de una lucha en la Arena Puebla, para ser exactos la del 22 de abril, estaba entrenando cuando al dar un paso  sentí que algo se  rompía en mi rodilla izquierda; a la par  sentía demasiado caliente y me era imposible caminar. Luché con dificultades.

Pasó una semana y al ver que en vez  de mejorar empeoraba, acudí por recomendación del buen amigo Asturiano con el profesor Benjamín Flores quien conoce bastante  de medicina deportiva. El  diagnóstico: fisura  cornal de la parte ante lateral interna del meñisco de la rodilla izquierda con el cartílago irritado.

Tardé aproximadamente tres meses en la rehabilitación  de esta lesión. Fue difícil pues alejarse tanto tiempo no  fue fácil, pero con la atención adecuada, tratamiento y una buena rehabilitación regresé.

Mucha gente dice que los luchadores estamos hechos de otro material, pues tardamos menos de lo programado en recuperarnos de  una lesión, quizá porque el cuerpo está acostumbrado más a sanar golpes diariamente debido a los entrenamientos, quizá  las ganas que tenemos de regresar rápidamente a entrenar/luchar o quizá simplemente existe algo en quienes nos dedicamos a la lucha que no nos permite estar alejados de ella.

Quizás ustedes quienes hacen favor de leer estas líneas alguna vez han estado incapacitados y les siguen pagando, pero los luchadores que viven de esto deben recuperarse y librar la lesión para llevar sustento a sus dependientes. Para quienes la lucha no significa un ingreso fuerte y tenemos la fortuna  de tener la posibilidad de costear los tratamientos, también quienes tenemos la suerte de que la empresa nos respalde ya sea CMLL o AAA y contemos con el apoyo económico, lo difícil viene para los compañeros independientes, pues como coloquialmente  dice "se rascan con sus propias uñas".

Me despido agradeciendo su tiempo y amenazo con regresar pronto  para compartir  experiencias e involucrarlos un poco más en esto que es mi pasión: la lucha libre.

DinamikooDinamikoo es luchador profesional adscrito al Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y conduce el programa radiofónico En sus máscaras listos... ¡fuera! que se transmite en Sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 836 invitados y ningún miembro en línea