Dengue: Enfermedad de la temporada de lluvias
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

“La enfermedad más grave es la indiferencia
ante cualquier cosa”
Anónimo

“Se cuadriplican los casos de dengue en Puebla”, título de un artículo aparecido en los medios de comunicación de Puebla, el día jueves 6 de junio de 2013,  en el cual se nos hace saber que “los casos de dengue clásico en la mixteca poblana han aumentado más de 457 por ciento; ello, luego de que en los primeros seis meses del año se registraron 390 casos en comparación del año pasado, en el que sólo se contabilizaron 70”, lo indicó el Secretario de Salud en la Entidad.

Así mismo, el día 16 de junio de 2013 el Secretario de Salud del Estado de México, informa que “esa dependencia realiza cercos sanitarios para prevenir casos de dengue propio de la temporada de lluvias, especialmente en la zona sur y norte del estado. En la entidad, el dengue es una enfermedad que se encuentra controlada y para reforzar la seguridad la dependencia desplazó brigadas de seguridad.”

El dengue es un problema de salud pública que poco a poco va tomando espacios que estaban considerados como inadecuados para su desarrollo. La palabra “dengue” viene de “dinga” que en voz suajili, idioma del este de África, quiere decir convulsiones, calambres. El dengue es una enfermedad infecciosa transmitida por mosquitos, principalmente por el mosquito Aedes aegypti. La infección causas síntomas gripales y en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal. El dengue se propicia sobre todo en las zonas donde hay altos índices de calor y se incrementa en esta temporada de lluvias. En los últimos años la transmisión ha aumentado en zonas urbanas y semiurbanas y se ha convertido en un importante problema de salud pública, hasta el punto de que en la actualidad, más de la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer la enfermedad.

La primera referencia de un caso de dengue, aparece en una enciclopedia médica china, en el siglo III, que describe una especie de “agua envenenada” asociada a insectos voladores, que tras su picadura provocaban unas fiebres muy elevadas. La fiebre hemorrágica y el shock por dengue fueron por primera vez referidos en América central y Sudamérica en 1981; a principios de los años 2000, el dengue se ha vuelto la segunda enfermedad más común de las transmitidas por mosquitos, y que afectan a los seres humanos ―después de la malaria―. Actualmente existen alrededor de 40 millones de casos de dengue y varios cientos de miles de casos de dengue hemorrágico cada año.

La Organización Mundial de la Salud estima que el número de afectados por dengue se encuentra entre los 50 millones y los 100 millones de personas cada año, con un total de medio millón que necesitan atención hospitalaria por presentar una forma severa de la enfermedad, con una mortalidad del 2.5%.

Un trabajo en el año 2009 vincula la epidemia de dengue con la utilización de herbicidas, ya que todos esos venenos matan los predadores naturales de los mosquitos, de los que se alimentan tanto en su estado larval como de adultos. A esto debe sumarse la deforestación en las áreas boscosas, que destruye su equilibrio ambiental, liquidando el refugio y hábitat natural de otros predadores de los mosquitos, lo cual permite el aumento descontrolado de su población.

Existen dos tipos de dengue, el primero es el Clásico, que se caracteriza por causar: fiebre; fuertes dolores de cabeza; dolor de huesos; dolor de músculos y articulaciones; dolor detrás de los ojos y en algunos casos nauseas, vómito y manchas rojizas en la piel. El Dengue Hemorrágico es el segundo tipo, en el que además de los síntomas anteriores, se presentan hemorragias de nariz, boca o gastrointestinales; capaces de causar la muerte del enfermo.

El dengue es una enfermedad que empieza a incorporarse dentro de la agenda de prioridades de atención en varios países de la región de América, en nuestro país de ha observado que la demanda de servicios médicos en las épocas de mayor transmisión del dengue, en la temporada de lluvias, se incorpora como causa importante de consulta, y la hospitalización de los casos severos requiere de atención médica especializada.

El Sector salud, recomienda, para evitar el dengue, lo siguiente: Barrer, ordena los objetos de los patios (que estén acomodados y cubiertos); desyerbar quitando toda la maleza, y lo más importante, que todos los recipientes que puedan almacenar agua estén volteados y tapados, es decir, que todo en el exterior de nuestra vivienda se encuentre limpio.

Consideraciones que debemos tomar en cuenta en esta temporada de lluvias, o Usted que opina, estimado lector.

Jorge Rodriguez y Morgado 2

 

Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSERbien en Sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2716 invitados y ningún miembro en línea