Bases moleculares de las patologías inducidas por el tabaquismo
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

1 diciembre 2012
Introducción
El tabaquismo es un problema de salud pública que afecta tanto a hombres como a mujeres en todo el mundo sin respetar raza o religión, tiene una prevalencia de aproximadamente el 16% en mujeres y de un 43% en hombres, aunque recientemente se ha reportado un incremento significativo de consumo de tabaco en las mujeres.

El consumo de tabaco es predominante en la población entre los 10 y los 30 años de edad, representando esta adicción la primera causa de perdida de la salud y la primera causa de muerte prematura que pudo ser prevenida.

El tabaquismo inductor de otras adicciones

La adicción al tabaco se ha relacionado con el consumo de otras sustancias adictivas, especialmente con el alcohol, ya que los fumadores toman alcohol al grado de intoxicación por lo menos una vez al mes y se sabe que por lo menos el 30% de los fumadores accede en algún momento a otras sustancias adictivas entre las que destaca la mariguana.

El tabaquismo inductor de enfermedades

El tabaquismo es una enfermedad crónica degenerativa que induce dependencia a través de la nicotina, sustancia activa del tabaco, aunque se ha reportado que el humo del cigarro tiene más de 4000 sustancias con efectos toxico e irritativos y dentro de estas unas 250 nocivas para la salud y unas 50 con propiedades cancerígenas.

Es ampliamente conocido que el tabaquismo induce diversas alteraciones físicas y mentales en los individuos fumadores activos o pasivos. Las alteraciones físicas más conocidas son: a) enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que se caracteriza por un cuadro inflamatorio (bronquitis), fibrosis, enfisema y engrosamiento del epitelio de las vías respiratorias que se presenta en 10% de los fumadores al primer año y se va incrementando en un 5% cada nuevo año de fumar, b) patologías cardiovasculares; aterosclerosis y arteriosclerosis que da como resultado cuadros isquémicos, hipertensión y accidentes vasculares centrales y periféricos, c) alteraciones de las funciones digestivas y de tránsito intestinal, dando como resultado gastritis, colitis y algunas veces cuadros diarreicos o de constipación, d) cuadros inmunosupresores por el incremento de macrófagos, neutrófilos y linfocitos CD8 que participan en la inducción de la muerte programada de las células sanas de los fumadores, lo cual pudiera estar relacionado con la aparición de cáncer de pulmón en fumadores,e) alteraciones de funciones motoras finas particularmente que inducen Parkinson y disminución de la sensibilidad general, f) alteraciones del dormir, insomnio, apnea del sueño y g) disfunción eréctil muy importante, ya que se ha documentado que el 30% de las disfunciones eréctiles en jóvenes tiene relación con el consumo de tabaco y que dejando de fumar, este problema remite por completo en los primeros tres años.

En cuanto a los trastornos mentales inducidos por el tabaquismo se ha reportado: a) disminución del tono de conciencia, por la modificación de las concentraciones de acetilcolina en el tallo cerebral y en zonas cerebrales que participan en el mantenimiento de esta función mental, b) alucinaciones, posiblemente por la modificación de la  serotonina o por la alteración de la transmisión de la información visual a nivel del calículo superior y la corteza visual del lóbulo occipital, c) trastornos del tono emocional caracterizado por ansiedad, depresión y bipolaridad, d) disminución de la memoria, e) déficit de atención y f) disminución del proceso memoria aprendizaje.

Bases moleculares del efecto del tabaco

Todos los padecimientos anteriormente mencionados causados por el tabaco son provocados por las sustancias con efectos irritativos, cancerígenos y por el principio activo del tabaco, la nicotina, un agonista colinérgico mediador de la funciones parasimpáticas, las cuales participan en la constricción pupilar y de las vías respiratorias, estimulación salival, disminución de la frecuencia cardiaca, estimulación de la producción y liberación de glucosa, insulina y bilis y dilatación de los vasos sanguíneos de la piel, esto nos permite entender mejor los efectos nocivos tan importantes y severos que provocan el fumar activa o pasivamente. Interesantemente todas estas sustancias utilizan como vía final el óxido nítrico-y el GMPc (Guanosin Mono fosfato Cíclico) y otros segundos mensajeros.

Tabaco y óxido nítrico

El oxido nítrico es una molécula indispensable para que se lleven a cabo una gran cantidad de funciones en los seres vivo, se sintetiza a partir del aminoácido L-arginina la cual por la influencia de la enzima óxido nítrico sintasa (NOS) que es modulada por la calmodulina es transformada en citrulina y oxido nítrico, el óxido nítrico participa en todos los procesos biológicos antes mencionados, entre los cuales podemos enfatizar alteraciones de sueño, hipertensión, alteración hormonal de las cuales dependen las funciones reproductivas: ovulación, espermatogénesis, deseo sexual y erección.

Conclusión

Finalmente es importante mencionar a manera de conclusión que el tabaco modifica la actividad de la síntesis de óxido nítrico posiblemente alterando las NOS o la función de la calmodulina. Y que la estimulación continua de los receptores colinérgicos por la nicotina induce una desensibilización del receptor, provocando la pérdida de la respuesta colinérgica, lo cual explica los mecanismos moleculares de las patologías que induce el tabaquismo.

Bibliografía

1.-O´ShaughenessyTc et al. Inflammation inbronchialbiposies of subjects with chronic bronchitis:inverse relationship of CD8+ T lymphocyties with FEV1 Am J RespirCrit Care Med 1997;155:852-7
2.- Pride NB. Chronic obstructive pulmonary disease.Epidemiology, aetiology and natural history. En: Brewis MAL et al editores. Respiratory Medicine.London:BaillièreTinda Nitric oxide and cyclic GMP in cell signaling and drug development
3.-FeridMurad
Brown Institute of Molecular Medicine, University of Texas Health Science Center, Houston, USA.
N Engl J Med. 2006 Nov 9;355(19):2003-11ll,1990
4.- J. Rodrigo 1, D. Alonso 1, A.P. Fernández y col
El óxido nítrico: síntesis, neuroprotección y neurotoxicidad
ANALES del sistema sanitario de Navarra Esp.
2000: 32 (2);195-236
5.- Enrique Canchola Martínez El tabaco formador de ateroma
http://www.sabersinfin.com/articulos-2/salud/5678
Enrique Canchola Martinez 2

*Enrique Canchola Martínez es Médico Endocrinólogo. Profesor Investigador y Coordinador de Adiciones de la Clínica de Acupuntura de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. 2012. E-mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1196 invitados y ningún miembro en línea