La violencia masculina
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

13 de agosto de 2012

Hombres mirando...nos

La violencia que vivimos en la sociedad nos paraliza, genera miedo e indignación. A la gente le ha dañado en su salud y moralmente pues lo viven como algo normal y que será imposible que no cambien las cosas.

La violencia masculina tiene muchos matices y rostros, se estructura política, social, económica y culturalmente; se le valida y se convierte en un atributo masculino, sobre todo para los hombres.

La violencia estructural y política en nuestro país tiene consecuencias en la pobreza extrema, el desempleo,  la delincuencia, los altos costos en la canasta básica. La violencia masculina estructural y directa tiene impactos en las mujeres: desapariciones y asesinatos y, por lo tanto, la inseguridad que viven en las calles. Violenta su derecho a decidir su maternidad ante un embarazo que no quieren ni desean, violenta su derecho a recibir información sobre sus derechos sexuales y reproductivos, es decir la violencia masculina de Estado violenta el cuerpo de las mujeres.

Ante la violencia, algunos hombres también nos indignamos pero solo eso, nos indignamos, no hacemos compromisos serios y acciones para detener nuestra violencia y crear otras opciones para resolver nuestros conflictos personales. Con base a esto, los hombres cuando nos quejamos de la inseguridad en las calles, no hacemos nada por crear seguridad y un ambiente saludable, seguro y armonioso en nuestros hogares, la violencia cotidiana también se genera en nuestras casas y con las personas que nos rodean.

La violencia masculina crea una cultura de control y dominio hacia las personas, queremos que piensen como nosotros y que adopten nuestras formas familiares y culturales, invadimos sus espacios de seguridad para ir eliminando sus vidas personales.

A la violencia la podemos detener, trabajar con ella y desarrollar formas alternativas para no dañar. Tenemos la posibilidad de crear una cultura que promueva bienestar tanto para uno como para las demás personas, poder alimentarnos desde una postura de ser persona, cercana y segura con nosotros mismos.

De esta forma, es necesario reflexionar y actuar ¿a qué me comprometo para detener mi violencia? ¿de qué manera lo voy hacer? ¿Cómo asumir mi responsabilidad sobre la violencia que ejerzo? ¿qué estoy dispuesto hacer para crear relaciones igualitarias y de bienestar?

Para actuar necesito estar seguro de que no ejerceré violencia, estar sereno conmigo mismo y con las demás personas, estar consciente de mis sensaciones y de mis formas de pensar desde una cercanía segura.

Los hombres necesitamos trabajar con nosotros mismos, al Estado le toca garantizar los derechos de las mujeres y dejar de ser cómplice de la violencia masculina.

cirilo_rivera

*Cirilo Rivera García es capacitador, tallerista y conferencista en temas de perspectiva de género, masculinidad, violencia masculina y violencia familiar. Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - hombresmirandonos.blogspot.mx

Si te interesa acudir a un grupo para hombres contra la violencia en las familias, informes al 22 21 81 93 02

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1102 invitados y ningún miembro en línea