La historia numismática en la insurgencia y la revolución
Minuto a Minuto

 

 

rocio_garcia_olmedo.jpgLa historia numismática en la insurgencia y la revolución
Rocío García Olmedo*


Conocer la historia numismática mexicana nos permite asomarnos a la construcción de los procesos fundacionales de nuestro país desde la emisión de sus monedas.


Ese es el objetivo que llevó al esfuerzo coordinado entre el Senado de la República, a través de la Comisión Conmemorativa encargada de los festejos del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución, la Casa de Moneda y el Banco de México, para organizar la muestra numismática “Memoria contante y sonante”.

La Exposición incluye monedas que se dividen entre las que circulaban al inicio de la Independencia y de la Revolución, muchas de ellas acuñadas o impresas de manera rudimentaria que los revolucionarios e insurgentes impusieron para afirmar su identidad, así como aquellas que usaban para el control de las regiones que ocupaban y para reactivar la economía.


También incorpora a aquellas que tras su acceso al poder fueron incluyendo, poco a poco las imágenes de sus caudillos y los hechos memorables, como símbolo de una nueva unidad nacional, incluye también monedas conmemorativas entre las que sobresale la diseñada por Manuel Centurión en 1910, acuñada en oro, plata y bronce para celebrar el primer centenario de la Independencia, las diseñadas para conmemorar los 150 años de la Independencia y los 50 y 75 de la Revolución; así como la realizada actualmente para conmemorar el 200 aniversario de la Independencia y 100 de la Revolución, entre muchas otras de igual importancia.

De esta muestra surge el libro “Memoria contante y sonante, Monedas, billetes y medallas de la Independencia y la Revolución” el cual nos permite hacer un recorrido  por nuestra historia en la que podemos percibir el papel fundamental de las monedas y billetes durante los movimient

os revolucionarios de 1810 y de 1910.

Como cuando las autoridades realistas se vieron precisadas a abrir Casas de Moneda en las provincias y en las ciudades cercanas a las minas ante la guerra insurgente (1810), o conocer los datos que consignan que Hidalgo creó una casa de moneda en Guanajuato destinada a poner en circulación la plata en pasta, para enfrentar los gastos de la revolución, posteriormente la plata fue sustituida por cobre y se empezó la construcción de máquinas y troqueles.

Nos permite saber que por primera vez el águila fue plasmada en una moneda en la Junta de Zitácuaro encabezada por Ignacio López Rayón. Que varios estados acuñaron sus monedas al establecerse la primera República Federal con la Constitución de 1824.

Que durante el movimiento revolucionario de 1910, los líderes al enfrentarse a la escasez de circulante, emitieron monedas y billetes de las más variadas formas, se calcula que hubo 800 variedades. Cada jefe revolucionario producía su propio dinero. Monedas en oro, plata, cobre, bronce y hasta latón contienen leyendas como “Muera Huerta”, “Plan de Ayala y Reforma, Libertad, Justicia y Ley” “República Mexicana” “Estados unidos Mexicanos”. Siendo hasta 1917 cuando se establece el monopolio para la producción de monedas y billetes, bajo el control de un Banco Único dependiente del gobierno.
Conocer que en 1936 se plasmó la efigie de Madero en monedas y billetes, la de Carranza en 1959 y a partir de la Fábrica de Billetes del banco de México en 1969, han sido utilizados también imágenes de otros líderes revolucionarios como Zapata y Calles.

De ahí que dando cumplimiento al Programa general de la Comisión conmemorativa del Congreso Poblano, y atendiendo al Convenio que tenemos suscrito con el Senado de la República, esta muestra podrá ser apreciada en las instalaciones del Congreso poblano, a partir del día miércoles 9 de junio y hasta el 28 de julio de este año.

El mismo 9 de junio a las 12 horas será presentado también el libro “Memoria contante y sonante,  Monedas, billetes y medallas de la Independencia y la Revolución” de la autoría del Dr. José Antonio Bátiz, historiador especializado en la numismática mexicana.

Y como lo menciona la historia Patricia Galeana en la introducción del libro “…Monedas y billetes constituyen un elemento simbólico y de identidad nacional. Su uso afecta todos los aspectos de la vida del país. Representan la unificación en torno a un gobierno, la hegemonía de un poder que impone las reglas de intercambio financiero en la sociedad, y representan también su fortaleza económica, reflejo de su equilibrio político y social.”

Por ello afirmo que una forma para introducirnos al estudio de nuestros movimientos fundacionales es también a través de las monedas y los billetes. Invitamos al público en general a que nos visiten en el Congreso de Estado de Puebla.

*Rocío García Olmedo ( Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla ) ha desempeñado diversos puestos públicos y políticos en el estado de Puebla, México. Rocío García Olmedo es diputada de la LVII Legislatura del H. Congreso del Estado de Puebla. 
 
Más de la obra de Rocío García Olmedo:
 
next
prev

Hay 1059 invitados y ningún miembro en línea