ANA MERCEDES VIVAS, POEMAS QUE NARRAN ENTRE LA ESPADA Y LA PARED
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

francisco garzon cespedes.jpgANA MERCEDES VIVAS, POEMAS QUE NARRAN ENTRE LA ESPADA Y LA PARED
Francisco Garzón Céspedes*

Hay seres que vamos concibiendo la existencia como si todo fuera a ser, necesariamente, más luminoso, humano y transparente, después de cada batalla en que nos empeñamos. De cada batalla en que nos enfrascamos, a razón y corazón vulnerables y creadores; en que nos involucramos por conciencia y dignidad, por compromiso y responsabilidad, y en pos de la justicia y del mejoramiento humano.


Muchos de los más cercanos no llegan a comprender esta vocación de batalla humana, constructora, solidaria, que unos seres hemos ido forjando, forjamos mientras nos alzamos y caemos y nos alzamos, en el deseo de ser en plenitud y de ser mejores habitantes del planeta, mejores semejantes.

Tantos de los más cercanos no aciertan a vislumbrar el porqué de esta persistente cruzada por la armonía y la integridad, por el respeto y la ética y las correspondencias y las intransigencias y las tolerancias; cruzada que para nosotros (y me permito incluirme en la convicción de que mi vida y sus sumas lo traslucen, de que nunca he dejado de intentarlo; y porque no podría quedarme al margen, como si me refiriera sólo a terceros al señalar estos principios y actitudes, sin considerarlo irresponsable cuando menos) no finaliza nunca; jamás culmina porque cada día hay nuevas reacciones necesarias, nuevas respuestas ineludibles, nuevas metas para encontrar y reencontrar los sentidos y las fuerzas del vivir.

No todos comprenden que si uno deja de luchar contra las injusticias acepta ser una víctima. Que si uno deja de luchar contra los desamparos cede su condición de ser humano íntegro y se resigna. Que se trata, un segundo tras otro, tanto de congruencia como de consistencia en el oponerse a las atrocidades y deformaciones sociales. Y que la resignación es una emisaria de la muerte, de la inercia, de la indiferencia, del no ser.

Ana Mercedes Vivas (Cali), la hija de dos poetas definitivos de la Colombia verdadera, que es la amorosa: Maruja Vieira y José María Vivas Balcázar, es, como sus padres, la poesía en sus esencias de belleza.

Entre la espada y la pared (Apidama / Ediciones Poetas del Nuevo Milenio, Bogotá, Colombia, 2009, con hermoso grabado en la portada del Maestro Pedro Villalba y lúcido prólogo del Maestro Alfredo Ocampo Zamorano) más que un libro de inspiraciones lo es de saberes y elecciones, lo es de certezas y potencialidades fundadoras, los de su autora Ana Mercedes Vivas que, al reunir los poemas que integran este volumen, consolida y proyecta al mundo una palabra extraordinaria que testimonia la actualidad de su país, dimensionándola como Historia, la analiza y la comparte desde miradas hondamente críticas, todo desde el amor, la pertenencia, el compromiso y la confianza en la transformación humana en crecimiento.

Ana Mercedes Vivas, escritora y periodista, poeta y gestora cultural, Premio Nacional Carlos Castro Saavedra, Colombia, 1992, y Premio Extraordinario de Poesía Hiperbreve del Concurso Internacional de Microficción, España, 2007, con su sexto libro de poemas expande un universo armónico, un conjunto sustentado por los hilos de la sensibilidad y la maestría, por la excepcionalidad humana y poética; uno donde conviven sentimientos, temas esenciales de la emoción: la familia, el amor de pareja, la amistad… todo con una correspondencia entre coherencia y solidez que es de augurios, afirmaciones, hallazgos.

Con este libro de Ana Mercedes Vivas tocamos una exquisita marea de mariposas y horizontes que, en sus excelencias, pervivirá “por encima de las cosas, como en vuelo”.

*Francisco Garzón Céspedes (Cuba/España)  fundó y dirige la CIINOE (Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica)

Más de Francisco Garzón Céspedes:

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 788 invitados y ningún miembro en línea