Menos paz y más guerra
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

rene sanchez juarez.jpgMenos paz y más guerra
 
René Sánchez Juárez*

 

Lejos de atenuar el enorme malestar social propiciado por la “guerra contra el narcotráfico”, que hasta ahora ha llevado al cementerio aproximadamente a 40 mil personas, el Presidente Calderón envío a la Cámara de Senadores una iniciativa de reforma mediante la cual, se permitirá al Secretario de la Defensa disponer del personal que realiza servicios administrativos y profesionales para integrarlos a las áreas de combate en contra del “crimen organizado”.


Esta propuesta deja ver la única alternativa que el Poder Ejecutivo Federal visualiza, en virtud de que considera que sólo “el ejército podrá proteger la integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano”, así como garantizar la seguridad de la población; en realidad, el Estado puede y debe disponer de otras medidas a su alcance, como el diseño de políticas sociales, agrícolas y de seguridad, sin dejar al propio ejército sin los servicios a la tropa de médicos cirujanos, dentistas, veterinarios, administradores, ingenieros, contadores, abogados, cocineros, entre otros. La medida ha causado preocupación porque “echar mano” de personal especializado en otras tareas y enviarlos a patrullar calles, cuidar retenes y participar en combates armados, no sólo significa que son casi el 50% de los activos del ejército, y que aún así resultan insuficientes para las actividades policiacas a las que han sometido a nuestro cuerpo armado. Además, hace suponer que la política económica, no cambiará un ápice y las condiciones sociales se podrían recrudecer, ¿Acaso las medidas políticas y económicas aplicadas por el poder ejecutivo federal son incorrectas, tanto como para prescindir de toda iniciativa que garantice la legitimidad sin violencia?  o ¿será que ya se renunció a los mecanismos de consenso que permiten en el marco de la legalidad garantizar la gobernabilidad?.

Cuando el Ejecutivo Federal, sólo dispone de la operatividad y eficiencia de la estructura del ejército, la marina y la fuerza aérea mexicana, está renunciando a las acciones que establece el estado de derecho; además, que el año próximo, se iniciarán los preparativos para la sucesión Presidencial y seguramente el alentar un estado de intolerancia y conflicto, puede ir más allá, de la búsqueda de la “estabilidad y permanencia del estado mexicano”, con el pretexto de proteger a la sociedad de las “garras” del narcotráfico, y convertirse en un tema electoral.

Por el contrario, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, prevé “los casos de perturbación grave de la paz pública o de cualquier otro que ponga a la sociedad en peligro o conflicto, solamente el Presidente de la República, de acuerdo con los titulares de las Secretarias de Estado, la Procuraduría General de la República y con la aprobación del Congreso de la Unión y en los recesos de éste, de la Comisión Permanente, podrá SUSPENDER en todo el país o en lugar determinado las garantías que fueran obstáculo para hacer frente, rápida y fácilmente a la situación, pero deberá hacerlo en tiempo limitado por medio de prevenciones generales y sin que la suspensión se contraiga a determinado individuo”.

La iniciativa referida, junto con la propuesta de unificar en un mando único el control de las policías de todo el país, así como la inminente Ley de Seguridad Pública Nacional, colocan al país en las manos absolutas del poder Ejecutivo Federal, contraviniendo así otras disposiciones constitucionales y renunciando a los convenios de coordinación; lo que pinta un panorama desolador para el país en los próximos años. Esteramos que los legisladores piensen al analizar esta iniciativa en los riesgos que implica para el futuro de México, extender una especie de “cheque en blanco” al Presidente de la República, en tiempos donde es imprescindible advertir el cumplimiento de nuestra Ley Suprema.

La decisión del Congreso en éste tema, se enfrenta a la disyuntiva de propiciar políticas de Estado para atacar las causas que generan la violencia y la delincuencia en el país o de aplicar una política como la que propone el Presidente Calderón sobre la máxima de “que si quieres la paz, preparate para la guerra”.
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla

Ley Suprema
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 254 invitados y ningún miembro en línea