¿POR QUÉ CHÉJOV?
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

¿POR QUÉ CHÉJOV?

Por: Rodolfo Pineda Bernal[1]

¿Por qué Chéjov? Para la Compañía de Teatro Aira, Chéjov es uno de los autores imprescindibles para entender la literatura y el teatro de nuestro tiempo, por la vigencia de sus textos y por la fuerza de su ejemplo. Chéjov buscó y encontró una nueva forma artística liberando a su material de reglas y servidumbres de la así llamada “teatralidad oficial”.

 

En esta Primera Entrega incluimos dos Puestas en Escena: “El pedido de mano” y “El canto del cisne”. Los dos montajes escénicos que conforman nuestro espectáculo retoman una parte significativa del teatro de Chéjov. Las dos obras han sido llevadas a escena con el mínimo de decorado, maquillaje y sin ningún tipo de adornos; concentrándonos al máximo en transmitir el ritmo de la esencia de este autor ruso. Nos hemos propuesto como meta materializar, a través del acto de la ficción misma, los efectos de un espíritu crítico y lúdico que resultan indispensables y urgentes para el teatro actual.

 

El texto en el cual nos basamos para el montaje de "El pedido de mano" es la traducción de Galina Tolmacheva. "El pedido de mano" es, sin lugar a dudas, su comedia más famosa y por ello ha sido llevada a escena muchas veces, casi siempre de manera convencional e incluso estereotipada dentro de la así llamada estética realista. Por ello en principio nos hemos propuesto crear una estética que rompa con todo esto y que vaya más allá de dichas convenciones. Presentamos máscaras de guiñol a través de rostros humanos; voces, gestos, movimientos e impulsos que apelan al arte de las marionetas acercándonos con ello a la propuesta de la “súper marioneta” de Gordon Craig y la “biomecánica” de Meyerhold e incluso apelamos al arte de la caricatura que se nos presenta -como contraste- a través de una situación cotidiana, rutinaria y casi obligatoria (social y moralmente) como lo es el compromiso de formalizar una relación de pareja.

 

Nuestro segundo montaje parte de un texto experimental basado en “El Canto del Cisne”, que el propio Antón Chéjov clasificó como “Estudio Dramático en un Acto” y con el que el Director de Escena y Dramaturgo Rodolfo Pineda, ha hecho una paráfrasis libre a través de la cual entrelaza fragmentos significativos de “Hamlet” y “La Tempestad” de Shakespeare con “Las tres hermanas” y “La Gaviota” de Chéjov que, en el juego del teatro dentro del teatro, potencian el fin de una vida que se cierra al término de cada función. En lo que a la temática y a la estética se refiere “El Canto del Cisne” se basa en la contención de emociones para hacer que los sentidos del espectador perciban la esencia de lo efímero de la vida y del propio quehacer teatral.

 

En ambos espectáculos existe una crítica social y los dos espectáculos de esta Primera Entrega se diferencian básicamente en que "El canto del Cisne" es un juego serio (dramático y ritual); en tanto que "El Pedido de mano" es un acto lúdico (cómico y fársico) que se convierte en un divertimento.

 

Finalmente en ambos casos los actores encarnarán la lenta erosión de lo efímero, la máscara de la imprevisibilidad y, sobre todo, buscarán la simultaneidad entre lo cómico y lo dramático para llevar a escena una estética teatral que sea un espejo de luz y sombras de aquello que Chéjov llamó la “verdadera vida.”

 

Invitamos al espectador a ser parte de una estrategia escénica donde será testigo de la reinstauración de la “realidad”, pero con un sentido de la composición y del lenguaje que huye de las formulaciones “realistas”. La realidad de Chéjov ha sido creada para elevar a la “realidad” en un acto efímero hecho de ilusiones y desengaños. Se crea otra realidad donde se entrelazan lo eterno y lo fugaz a través del sentido del humor y del sin sentido amorosamente obsesivo, que nos impulsa a vivir nuestras propias historias, para descubrir al final que todas las historias de Chéjov se tejen con la trama de nuestra propia vida y que en las vidas de esos personajes podemos descubrir los límites de nuestra imaginación, donde habitan los fantasmas de nuestros deseos y temores más ocultos; donde los valores sociales y el amor como el sentido de la vida y de la muerte no son más que un mismo instante repetitivo. 



[1]Rodolfo Pineda Bernal ( Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es director de escena, dramaturgo y representante legal de la Compañía de Teatro Aira. Sabersinfin.com agradece a Rodolfo Pineda Bernal la autorización para publicar el presente material.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1330 invitados y ningún miembro en línea