Los toros también ganan
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

manolo urena.jpgLos toros también ganan
 
Manolo Ureña
“El Indultado” (Matador de Toros)


SAN FRANCISCO ZAPOTITLÁN GUATEMALA C.A., DICIEMBRE 24 DE 1960.


 

CARTEL DE FERIA:
Jesús González “El Indio”
Leonor Rivera (Torera española).
Emilio Rivera “El Tejocote” (poblano)
Manolo Ureña
Toros de la región.

La torera y los otros dos toreros se lucieron en sus actuaciones, al tocar mi turno ya estaba picado por el éxito de mis alternantes, estuve bien toreando con el capote y al empezar a torear de rodillas con la muleta, sufrí la cornada más rara (única en la historia del toreo), no habiendo otro registro hasta ahora en la historia taurina mundial.
 
los toros tambien ganan.jpg

Esa tarde el toro me cortó la oreja izquierda, cornada muy grave, salvando la vida de milagro.

La recuperación duró tres años aproximadamente, en ese lapso con el apoyo de la Unión de Matadores y Novilleros más la intervención del novillero Juan Anguiano (que en ese tiempo era vocal de la misma) se logró que me apoyaran con doce cirugías muy dolorosas, pero al final de este tratamiento el Dr. Ángel González Rodríguez, cirujano plástico reconstructivo alcanzó su objetivo:  salvarme el oído y la oreja izquierda.

Superar miedo y trauma no fue fácil, pero con temple y carácter a toda prueba logré olvidar esta grave cornada y otras muchas cosas desagradables en torno a este raro percance: burla de muchos e incredulidad de otros.

Al Dr. Ángel González Rodríguez le comenté: ¡un día no lejano le juro por mi vida voy a ganar una oreja de plata para usted!.

En 1964 debuté en la Plaza de toros “México”, ya era conocido como “El Indultado”, así me bautizó el periodista del diario “Ovaciones” José Antonio Trejo.

Ese mismo año gané la Oreja de Plata, máximo trofeo para el novillero triunfador en esa época, en esta actuación fui herido con una cornada que me atravesó el muslo izquierdo y así seguí toreando, obteniendo un gran triunfo que todavía recuerdan los grandes aficionados.

Juré y lo cumplí, gané la Oreja de Plata que desde entonces luce en el consultorio del Dr. Ángel González, cuando se la entregué le dije: “Dr. Oreja por oreja, como se lo prometí un día, cuando muchos me ignoraron por mi triste situación, usted me abrió las puertas de su corazón y de su consultorio”

Los triunfos que se logran como torero causan una dicha tan grande que hace olvidar todo sufrimiento que uno vive cuando lucha por alcanzar la gloria taurina…. ¡Gracias Dios Mío por esa felicidad que me diste! Que disfruté como nadie cuando escuchaba a mi paso como triunfador en las plazas de toros el grito de… torero… torero…. Torero.

El toreo y la tragedia siempre van unidos, por eso es el arte más discutido. Cuando el torero y el toro se funden en uno solo logran hacer lo más sublime que pueda existir en el arte de la vida y la muerte y no se diga cuando se toma la alternativa de manos de una figura del toreo.

El Matador Poblano Joselito Huerta fue el que me dio el Doctorado de Matador de Toros. ¡Gracias Maestro!.

Hay una y mil anécdotas en mi vida, cuando fui “vago, maletilla, torerillo, novillero y triunfador” en la Plaza de Toros “México”. Dicha plaza así como da quita; a mi me dio mucho, disfruté bastante, la gran enseñanza de torero, nunca la he olvidado y es que “Los toros también ganan”.

Si usted se interesa en saber más de un servidor puede hacerlo en youtube marcando Manolo Ureña, encontrará una semblanza de lo que hasta ahora ha sido mi vida o bien si gusta adquirir el libro biográfico escrito por la periodista María Elena Gómez Mondragón, personalmente lo llevaré a su domicilio si es en la ciudad de Puebla y si es fuera se lo mandaría a usted por correo. El precio de este libro es de $100. (si el envío es foráneo más gastos de envío).

Mi correo es: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

next
prev

Hay 1528 invitados y ningún miembro en línea