Hay de cervezas a cervezas
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

7 de octubre de 2015

 

Durante la última década en nuestro país se ha presentado un incremento en el consumo de cervezas artesanales, éstas son elaboradas por más de un centenar de microcervecerías y si además tomamos en cuenta la oferta que diversas importadoras de esta bebida ofrece en diversos puntos de venta, la cantidad sobrepasa el millar de opciones para los diversos gustos de los consumidores.

Esta diversidad ofrece un mayor espectro de estilos que aquellos que se han ofertado tradicionalmente, los nombres atribuidos por la coloración de la cerveza nos ofrecen una escasa información de ella, salvo su color, dejando sin mención atributos como el aroma, sabor, retrogusto, giste, por mencionar algunos que se distinguen con mayor facilidad al disfrutar de esta bebida fermentada.

Los estilos que hoy en día se producen masivamente se comenzaron a desarrollar en el periodo renacentista y durante la revolución industrial el procedimiento para su elaboración inició un paulatino proceso para reducir los tiempos de producción que permitieran cumplir con la demanda y para ello se modificaron las recetas y los ingredientes, no quiero decir que las cervezas que se producen en las macrocervecerías sean malas, simplemente se encuentran muy distantes de los estilos que originalmente derivaron, siendo esto mucho más evidente en aquellas cervezas que se han desarrollado para beberse casi como agua al carecer de la mayor parte de los atributos de una cerveza y que gracias a diversas campañas publicitarias se venden masivamente y se consideran como las de mayor calidad.

Estos estándares de calidad establecidos por las macrocervecerías son adecuados para sus objetivos comerciales, sin embargo no son los únicos, cada uno de los más de 100 estilos de cerveza que existen hoy en día tiene diferentes estándares de calidad y en tan solo unos cuantos la purificación del líquido para eliminar cualquier partícula o microorganismo es una prioridad, en la mayoría de los estilos de cerveza la presencia de estos elementos le permite conservar todas las propiedades que aportan los diversos ingredientes que se utilizan para su elaboración, tanto nutricionales como de palatabilidad, y en algunos casos también se presenta un proceso de evolución del líquido que mejora algunos de sus atributos con el paso del tiempo.

Si bien la apreciación de los sabores es una situación bastante subjetiva y en este caso la mejor cerveza es aquella que cada persona disfrute más, pongamos en consideración lo siguiente ¿Qué cerveza prefiere usted? Una que solamente le permite saciar la sed, o bien una que además de lo anterior le permita obtener un mayor aporte nutricional y una experiencia multisensorial gracias a los aromas, colores y sabores que tiene.

Dejare para otra ocasión comentarios sobre los ingredientes que se utilizan para elaborar la cerveza, un tema que espero sea de su interés en especial si usted es una persona que busca alimentos de origen natural. Por esta ocasión me despido y les recuerdo que el buen bebedor sabe cuántas cervezas le caben y que si se van a amargar la vida háganlo disfrutando de una buena cerveza artesanal.

Imagen: cervezartesana.es

Jacinto Hernández Navarro es biólogo egresado de la Benemérita Universidad de Puebla y titular del programa radiofónico especializado en cervezas: El Macerador.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 576 invitados y ningún miembro en línea