REFLEXIONES DE UN PROFESOR DEL SIGLO XX CON RESPECTO AL USO DE TIC´S
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

REFLEXIONES DE UN PROFESOR DEL SIGLO XX CON RESPECTO AL USO DE TIC´S

Por: Francisco Colunga*

 

En la labor educativa de los profesores de mi generación, quienes estuvimos en el inicio de las máquinas cuando todavía existían las tarjetas perforadas, las máquinas de cómputo que ocupaban un área de 20 metros cuadrados y solamente podían entrar los expertos en la materia y además hablaban en lenguaje técnico que la verdad era en ese momento como querer de la noche a la mañana hablar el idioma mandarín, y por lo cual como no dominamos ese mundo la mejor opción, en ese momento, fue poner tierra de por medio y hacer como que no nos dábamos cuenta y continuar nuestro andar por este mundo por un camino lateral que nos mantuvo en este mundo, pero que cada vez se fue separando de la realidad.

 

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

 

 

Sin embargo como decía mi padre: " a cada capillita se le llega su fiestecita"; llegó el momento en que nos tuvimos que enfrentar, en el uso total de la palabra, a esos “inventos del hombre blanco”, que constituían las computadora, esto representó un reto, ya que sobre todo deberían primero dejar de tener el miedo natural, que representa manipular una máquina que desconoces, además el reconocer frente a personas de menor edad tu desconocimiento de tales artefactos, pero el mayor problema fue que al momento de preguntar cualquier cosa sobre el cómo se seguía cualquier procedimiento, las personas a las cuales les solicitabas la información se posesionaban del teclado y con la experiencia del conocimiento adquirido desde temprana edad resolvían en dos o tres pasos el problema y tú te quedabas como dice el comercial con cara de What?.

 

Pasado estos y muchos más problemas te fue pesando más cada vez, hasta que un día te decidiste y abriste la máquina e iniciaste el penoso proceso de elaborar un escrito, con las consecuentes fallas del principiante, que cuando creías que ibas terminando, sabe cual tecla oprimías, y ¡Oh sorpresa! como por encanto el documento desaparecía y te volvías a quedar en la inopia.

 

Todo esto desgraciadamente lo tuvimos que pasar los de mi generación una y otra vez, sin embargo un día te encuentras a aquel amigo que fue tu compañero de trabajo en algún lugar y después de una café, coinciden en la misma desgracia, el problema del desconocimiento de la operación de la máquina y recibes una reconfortante noticia que deberá abrirte la puerta al desconocido pero fascinante mundo de la ciencias de la información, es en ese momento cuando encuentras a un profesor de tu misma edad que reconoce tus deficiencias y las diferencias en tus costumbres de aprendizaje y no se empeña en realizar las operaciones sino que te muestra los pasos operativos y los transfiere a tu lenguaje del siglo pasado para facilitarte los conocimientos.

 

Es ahí donde este proceso te muestra una realidad, primero que el mundo continuó creciendo y que tú por una mala decisión te quedaste rezagado, y otra, los procesos de aprendizaje también han cambiado y tus hijos también, ya que están inmersos en ese mundo desconocido por ti y una gran cantidad de los de tu generación.

 

Hoy los que tenemos la fortuna de estar en el proceso del estudio de una maestría y que se nos presenta la oportunidad de aprehender los procesos de las Tics, es vital el profundizar en éstos para obtener los conocimientos que si bien no nos transformarán en expertos  sí nos indicarán el camino que deberemos caminar para intentar, ya no alcanzar un nivel como el de nuestros alumnos, ya que ellos nacieron con el uso de las computadoras pero sí, entender y poder mantener una línea de comunicación.

 

* Francisco Colunga es ingeniero mexicano, catedrático del Centro Universitario Interamericano.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1292 invitados y ningún miembro en línea