Insistencia innecesaria (Poema)
Minuto a Minuto

 

 

 

26 de agosto de 2019

 

Ella,
la ciudad,
me guiñe repetidamente,
se contonea,
con su dedo índice derecho
me llama,
musita piropos,
me enseña su muslo izquierdo,
coqueta me muestra sus hombros
y sus labios carnosos.
Yo,
volteo para otro lado,
me hago el desentendido,
aunque en el fondo sé
que no necesita mostrarme más,
porque hace mucho quedé
de ella enamorado,
atrapado en sus encantos,
seducido por sus calles,
contagiado de sus jardines,
pasmado con sus balcones
y por su adopción incondicional
como si hubiera nacido
en su vientre central.
Ella desiste,
sigue su marcha,
en su vestido de encajes
me lleva sin remedio.
Yo, me dejo seducir,
gozo entre arrullos
y la incorporo gustoso a mis letras.

 

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
next
prev

Hay 984 invitados y ningún miembro en línea