Vientre recargado
Minuto a Minuto

 

 

 
He guardado mis palabras,
he callado de más...
pero recargaba el vientre,
acumulaba calor en la sangre:
¡y ya basta!
Con la indignación en lo alto,
el silencio roto es insuficiente,
hartazgo de ver caer a mi gente,
mil palabras son insuficientes.
Seres de bronce ¿o estirpe de papel?
cuerpos regados como polvo,
manto de anonimato que los cubre,
¿cuántos sobreviviremos?
¿cuando terminarán estos días?
¿cómo poner a salvo este vientre recargado?
 
next
prev

Hay 1031 invitados y ningún miembro en línea