Un poema de Erasmo Nava Espíritu: ¡La marcha!
Minuto a Minuto

 

 

 

27 de enero de 2021


¡Marchan los estudiantes con el ánimo de fuego!,
catedráticos, maestros, un gis y un pizarrón,
trabajadores llenos de humo con miradas oxigenadas
van alegres tejiendo sueños, esperanzas de largo aliento!

Marchan por la alameda, y los parques se levantan a aplaudirles,
aceleran el paso con el ánimo encendido,
¡cruzan por Bellas Artes!,
¡doblan por cinco de mayo!,
¡luminosos carteles se derrumban!;
un viento helado, funerario, ¡estremece al contingente!

La marcha sigue, por donde nacen radiantes primaveras.
—¡Viva la democracia! —, —alguien gritó—,
y en ese instante cayeron velas encendidas!,
¡se levantó la nada!..., allí en cinco de mayo;
… ¡como serpiente retorciéndose!...
¡Llegan alegres y entusiastas al zócalo de mejillas
/de plomo!,
¡inicia el mitin!,
¡comparten el lugar de pisadas aztecas empolvadas!,
hablan de sus líderes,
hablan de una sociedad justa, transparente;
hablan de presos políticos
que como peces quedaron atrapados,
hablan de derogar artículos en la Constitución,
hablan del pueblo que enardecido, ¡se levanta!;
hablan del movimiento
que avanza como un alud en luna llena.

¡Claman por sus líderes detenidos!;
mientras ellos, veloces pasean
seguidos de hambrientos perros y lobos salvajes;
allí, dan saltos, corren con paraguas…, y sin lluvia…


II


¡De pronto!
se detienen largo rato mirando el cielo despejado
hasta que asoma de repente la Osa Mayor allí sentada,
y quedan embelesados con su mirada de faro parpadeando;
en ese instante un meteoro se detiene, y ¡estalla!
¡Pasan como un cortejo fúnebre en invierno!,
llevan cirios encendidos, sonrisas apagadas;
ellos, ¡son seres terrenales!
que entusiasmados,
¡recorren con su mirada fija el Universo!
¡Viajan aprisa! ..., a lo lejos, ciudades viejas y de encanto los esperan;
castillos de enormes torres, gélidos, sombríos, con puentes de madera,
aullidos de hambrientos lobos con ecos electrizantes, se repiten,
¡sonido de cadenas!, ¡rejas abriéndose!, ¡cerrándose!, al final… ¡Silencio!

 
Poema publicado en la Primera Antología Internacional de Poesía Sabersinfin. 
Erasmo Nava Espíritu. Nació en Mochitlán, Guerrero, México, el 25 de noviembre de 1950. Es Poeta y Licenciado en Economía, graduado en el Instituto Politécnico Nacional (IPN); obtuvo el grado de Maestro en Ciencias en Planificación del Desarrollo Regional en el Instituto Tecnológico de Oaxaca, México. Ha publicado los libros de poesía: Oración a los Humanos y otros poemas, edición de autor, Ciudad de México, 2002; Cuando los Dioses hablan y otros poemas (de lo cotidiano a lo trascendente) Editorial Garabato, Ciudad de México, 2007; La danza mortal de las palmeras, Editorial VersodestierrO, Ciudad de México, 2011; Pasos que rompen la memoria de los años, Altres Costa Amic Editores, S.A. de C.V., Puebla, Puebla, México. La casa de teja, Eterno Femenino Editorial, 2019. Pertenece a la Red Mundial de Escritores en Español (REMES), y al Movimiento Poetas del Mundo.

next
prev

Hay 308 invitados y ningún miembro en línea