LESIÓN DE NERVIO TRIGÉMINO
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

lydiaruizflores.jpg

 

 

  - REHABILIT, UN ACERCAMIENTO A LA REHABILITACIÓN -

LESION DE NERVIO TRIGÉMINO

(V par craneal)

El nervio trigémino o V par es el más voluminoso de los nervios craneanos, nace en la superficie anteroexterna de la protuberancia media e inmediatamente se engrosan hasta alcanzar un diámetro del doble del original a lo largo de un centímetro, llamado ganglio trigeminal o ganglio de Gasser (llamado así por contener células de fibras sensitivas siendo similar a los ganglios de las raíces dorsales de los nervios espinales).

Es un nervio mixto, una rama grande sensorial y una rama pequeña motora, las dos raíces se dirigen hacia afuera, entre la cara superior posterior del peñasco y el pedúnculo cerebeloso medio, penetra en el cavum de Meckel y se dividen las raíces. La raíz sensitiva forma el ganglio de Gasser y la motora se sitúa debajo del ganglio de Gasser.

John Locke en 1677 describe la neuralgia del trigémino, Nicholas André en 1756 lo describe como una enfermedad y publica un estudio que realizó en pacientes con dolor facial paroxístico. Sir Charles Bell a inicios del siglo XIX realizó la diferencia del nervio motor facial y el sensitivo del nervio trigémino.

En 1890 William Rose fue el primero en seccionar el ganglio a través de la base de cráneo.

Walter Dandy en 1925 recomendó la separación de los vasos y realizar una rizotomía parcial para curar el dolor y conservar la sensibilidad de la hemicara. Gardner y Milkos describieron la descompresión vascular del nervio y sus beneficios.

Jannetta en 1970 perfeccionó la técnica de liberación de los vasos que comprimían al nervio sin seccionarlo.

Del ganglio nacen: rama oftálmica (sensitiva), rama maxilar (maxilar superior, sensitiva) y rama mandibular (maxilar inferior, sensorial y motora).

El nervio oftálmico atraviesa la parte superior de la órbita donde se ramifica en tres ramas terminales: una interna, el nervio nasal; una externa, el nervio lagrimal; y una media, el nervio frontal. Las tres ramas dan numerosas ramas que se distribuyen  en la piel de la nariz, cavidad nasal, senos paranasales, frente, cuero cabelludo, globo ocular, cornea, glándula lagrimal, conjuntiva.

El nervio maxilar: pasa a través del agujero redondo mayor, atraviesa la parte inferior de la órbita y se distribuye en el rostro en  su cara anterior y lateral dándole sensibilidad, igualmente a los dientes superiores, maxilar superior, paladar óseo, mucosa oral y labio superior, mucosa de la cavidad nasal,  ala de la nariz, parpado inferior y nasofaringe.

El nervio mandibular tiene una rama sensitiva  que va a las porciones laterales del rostro  la mandíbula en su superficie externa, el mentón, los dientes inferiores y la mucosa oral en su parte inferior y los dos tercios anteriores de la lengua, piso de la boca, pabellón de la oreja.  La rama motora da movimiento el tensor del tímpano, tensor del paladar, milohioideo, vientre anterior del digástrico, músculos de la masticación: masetero, temporal, pterigoideos mediales y laterales.

Su frecuencia es de 5 casos por cada 100 000 personas, más frecuente en mujeres que en hombres, con una relación de 2 a 4. Cuentan con antecedentes familiares el 5% de los pacientes y en la generación siguiente se manifiesta en edades más tempranas.

El lado derecho es el más afectado 60% de los casos y en forma bilateral de 1 al 6%.

En  pacientes con esclerosis múltiple el 2% de los casos desarrollan neuralgia del trigémino.

Afecta a personas mayores de 50 años con mayor incidencia a los 70 que son el 70% de los casos.

La teoría de la compresión vascular en el nervio es la más aceptada.

 El dolor se caracteriza por ataques bruscos periódicos, como un toque eléctrico, de breve duración de 1 segundo a 2 minutos que se irradia hacia una o varias ramas del nervio, respetando la línea media del rostro. Se desencadena por comer, hablar, lavarse los dientes, la cara, por un estímulo en un punto sensible (punto gatillo) puede presentarse en forma espontánea. La severidad depende de la rapidez en reproducirse y desencadenarse y durante la crisis el paciente evita cualquier contacto o gesticulación,

La alteración más importante es la parálisis (que puede ser parcial o total) y la neuralgia,

Las causas pueden ser caries dentarias, glaucoma, extracciones dentales, periodontitis, sinusitis, traumatismo craneofacial, fracturas de la base de cráneo, tumoraciones, trombosis del seno cavernoso, herpes simple, diabetes, paludismo, anormalidades vasculares, esclerosis múltiple, trombosis del seno cavernoso.

 

Es importante realizar una historia completa, localización del dolor, inicio e identificar con qué se desencadena, la exploración de la sensibilidad, reflejo corneal y músculos masticadores y la exploración contralateral buscando asimetrías. Realizar el diagnostico diferencial de otras causas de dolor facial como dolor de los dientes, sinusitis, cefalea y valorar otras patologías  asociadas.

El estudio de Potenciales Evocados del nervio trigémino nos da datos de lesión,  realizar  estudios de Rx, resonancia magnética, angiografías para descartar alguna lesión que pudiera estar comprimiendo al nervio. Establecer un  diagnóstico, pronóstico y se  iniciará el tratamiento.

Espero tus comentarios y sugerencia para tratar temas de tu interés.

Te invito a escucharme todos los jueves en el programa “Sexo Sentido” en el 105.9 de fm SICOM Radio  a las 8 de la noche con temas muy interesantes de la sexualidad. 

Los domingos por XHTVFM.COM 10:30 de la mañana en el programa INTELIGENCIA SEXUAL. 

Visita la página  con temas de interés para ti:  INTELIGENCIASEXUAL.COM  

*Lydia Ruíz Flores (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es médico especialista en rehabilitación y estudiante de la Maestría en Tecnología Educativa.

BIBLIOGRAFIA

Artur C. Guyton. Anatomía y Fisiología del Sistema Nervioso, Editorial Panamericana, segunda edición 1994, Madrid España

Florence Peterson Kendall,  Kendall’s Músculos Pruebas Funcionales Postura y Dolor, Editorial Marbán, 5ª edición. Madrid España 2007

Joseph G. Chusid, Neuroanatomía Correlativa y Neurología Funcional, Editorial El Manual Moderno 1987. México D.F.

Osvldo Fustinoni. Semiología del Sistema Nervioso. Editorial El Ateneo 1987, Buenos Aires Argentina

Pinto Luiz Carlos, Neurofisiología Clínica,  Editorial Atheneu 2006,  Sao Paulo  

Otros artículos de Lydia Ruíz Flores:


Dar click aquí para ir a revistas médicas. 
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1105 invitados y ningún miembro en línea