María, madre de la luz (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

12 de diciembre de 2021

ConoSER Bien


No siempre pidas a la virgen, acuérdate también de agradecer por lo que hace por ti.
Anónimo

Hoy 12 de diciembre, en México y en muchos otros lugares del mundo, se conmemora el 490 Aniversario de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe, conocida comúnmente como Virgen de Guadalupe, Virgen María o Virgen Morena.

El nombre de Santa María de Guadalupe proviene de la palabra “María”, de origen judío, y significa “la escogida por Dios”, “la preferida de Dios”, “la más Hermosa” o la “Iluminadora”. Mientras que el nombre “Guadalupe” es de origen árabe y significa “Río de grava negra”, “la cama del río” o “el cauce del río”. Nombre que al final lo han traducido como “el santo cauce del río que porta el Agua viva y la Luz verdadera”.

 

Se atribuye en esta fecha, 12 de diciembre de 1531, la cuarta aparición de la Virgen a San Juan Diego (1474-1548) en el cerro del Tepeyac. Sitio que es visitado en su recinto de la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en la Ciudad de México por más de 10 millones de fieles, y en los templos e iglesias dedicadas a su culto a lo largo del país por miles de peregrinos.

De acuerdo con la tradición mexicana, María, la madre de Jesús, se apareció en cuatro ocasiones al indígena Juan Diego Cuauhtlatoatzin (águila que habla, o el que habla con un águila) en el cerro del Tepeyac, y en una ocasión a Juan Bernardino, tío de Juan Diego. El relato guadalupano narra que “tras la primera aparición, la Virgen ordenó a Juan Diego que se presentara ante el primer obispo de México, Juan de Zumárraga, para decirle que le erigieran un templo.

Ante el escepticismo de Juan de Zumárraga pidió una prueba a Juan Diego. En la última aparición de la Virgen y por orden suya, Juan Diego llevó en su ayate unas flores que cortó en el Tepeyac, se dirigió al palacio del obispado y desplegó su ayate ante el obispo Juan de Zumárraga, dejando al descubierto la imagen de la Virgen María, cuyos rasgos han sido interpretados como "mestizos" a pesar de ser de piel mucho más clara que su homónima española”.

La interpretación que se ha dado a la imagen de la Virgen de Guadalupe es: “Cabello: Lleva el cabello suelto, lo que entre los aztecas es señal de virginidad. Es Virgen y Madre.

Rostro: Su rostro es moreno, ovalado y en actitud de profunda oración. Su semblante es dulce, fresco, amable, refleja amor y ternura, además de una gran fortaleza. Manos: Sus manos están juntas en señal de recogimiento, en profunda oración. La derecha es más blanca y estilizada, la izquierda es morena y más llena, podrían simbolizar la unión de dos razas distintas. Embarazo: Su gravidez se constata por la forma aumentada del abdomen, donde se destaca una mayor prominencia vertical que transversal, corresponde a un embarazo casi en su última etapa”.

Con relación a: la “Edad: Representa a una joven que su edad aproximada es de 18 a 20 años. Estatura: La estatura de la Virgen en el ayate es de 1.43 centímetros. El cinto: El cinto marca el embarazo de la Virgen. Se localiza arriba del vientre. Cae en dos extremos trapezoidales que en el mundo náhuatl representaban el fin de un ciclo y el nacimiento de una nueva era”.

La imagen simboliza que con Jesucristo se inicia una nueva era tanto para el viejo como para el nuevo mundo. Los rayos: La Virgen está rodeada de rayos dorados que le forman un halo luminoso o aura. El mensaje transmitido es: ella es la Madre de la luz, del Sol, del Niño Sol, del Dios verdadero, ella lo hace descender hacia el “centro de la luna” para que allí nazca, alumbre y dé vida”.

Se agrega que: “La luna: La Virgen de Guadalupe está de pie en medio de la luna, y no es casual que la palabra México en náhuatl son “Metz – xic – co” que significan “en el centro de la luna”. También es símbolo de fecundidad, nacimiento, vida. Marca los hilos de la fertilidad femenina y terrestre. La flor de cuatro pétalos o Nahui Ollin: es el símbolo principal en la imagen de la Virgen, es el máximo símbolo náhuatl y representa la presencia de Dios, la plenitud, el centro del especio y del tiempo”.

Se presenta a la Virgen de Guadalupe como la Madre de Dios y marca el lugar donde se encuentra Nuestro Señor Jesucristo en su vientre y el Ángel: Un Ángel está a los pies de la Guadalupana con ademán de quien acaba de volar. Las alas son como de águila, asimétricas y muy coloridas, los tonos son parecidos a los del pájaro mexicano tzinitzcan que Juan Diego recordó, anunciándole la aparición de la Virgen de Guadalupe. Sus manos sostienen el extremo izquierdo de la túnica de la Virgen y el derecho del manto.

El 8 de febrero de 1887, la santa sede otorgó el permiso para que la Guadalupana fuese coronada Reina de México. En septiembre de 1895, la imagen fue devuelta al santuario del Tepeyac, de donde había sido sustraída durante una remodelación. El 12 de octubre de 1895 se llevó a cabo en la Ciudad de México la coronación de la virgen de Guadalupe como Reina y Madre de México.

Se aprecia, amable lector, que el culto a la virgen de Guadalupe es un elemento de cohesión social ya que, a pie, en bicicletas y largas caravanas de carros, autobuses o camiones de carga viajan cada año a la Basílica de Guadalupe.

 

Twitter @jarymorgado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. mx
conoSERbien; www.sabersinfin.com
next
prev

Hay 621 invitados y ningún miembro en línea