POLÍTICA Y REALIDAD
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

martinez garcilazo.jpgPOLÍTICA Y REALIDAD

Por: Roberto Martínez Garcilazo*

¿La información que nos presentan cotidianamente los medios es la realidad?

¿Los hechos que reportan, la manera como redactan los textos que refieren los sucedidos los pretendidos profesionales de la comunicación, las imágenes que se nos presentan de los  actores de esa vida llamada pública, en fin, este conjunto de elementos es la realidad?

Parecen preguntas ociosas pero no lo son. 

Porque no es la realidad, más bien se trata de un mundo de apariencias construido con una determinada intención práctica.  

 

 

Y lo mismo sucede con el discurso político: es un creador -¿un demiurgo?-de realidades vicarias.

Planes y programas de gobierno no son más que versiones del mundo.

Como también son versiones los programas políticos de reforma o de revolución social.

Por ello, en el mundo académico, se utilizan los conceptos de ideología o de opinión para significar estas miradas parciales de la realidad.

La construcción social de la realidad es una empresa que acometen los distintos sectores y agentes de la vida en comunidad.

Por que en la medida en que logran imponer sus modelos de ordenación de la vida de la polis, legitiman su existencia como gobernantes o dirigentes.

Si es verdad lo anterior, vivimos en un mundo de virtualidades.

Pero este conocimiento, pese a ser del dominio de los políticos profesionales nunca es reconocido por ellos mismos en público ya que hacerlo implicaría cinismo o tontería. 

Aceptar públicamente que la democracia no es más que una lucha de versiones parciales y falsas de la realidad -un combate de fantasmas- sería minar los cimientos mismos del sistema político que exige como elemento indispensable para su funcionamiento, permanencia y reproducción, una disposición de credibilidad – de cándida ingenuidad- del elector en  el político profesional.

Por ello sería de ficción la escena en la que apareciera un profesional de la política dirigiéndose al público y reconociendo que finalmente la democracia es un juego de azar, un combate de simples opiniones. Aunque uno nunca sabe. No hay que olvidar que la literatura copia a la vida.

Pero volvamos a las preguntas del principio.

Sí ésta que vivimos es una construcción social de ciertos agentes con grandes intereses económicos, luego entonces, es pertinente preguntar qué es la realidad y dónde se encuentra la vida verdadera.

En otra parte, sería lógico –y lírico- responder. Si, la vida está en otra parte.

Sin duda.

¿Pero esa otra parte es un lugar de lo presente o es tiempo de la memoria o de la esperanza?

De la respuesta a esta cuestión depende la elección de nuestro camino vital.

*Roberto Martínez Garcilazo (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es poeta y escritor poblano, director de Literatura, Ediciones y Bibliotecas de la Secretaría de Cultura de Puebla.

Más artículos de Roberto Martínez Garcilazo:

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 777 invitados y ningún miembro en línea