Desabasto de gasolina: otra vez la estrategia del miedo contra la popularidad de AMLO (Artículo)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 
13 de enero de 2019

Sabersinfin


“Las guerras centradas en el miedo buscan minar lentamente al adversario”.
Abel Pérez Rojas


Es evidente que los problemas que se han presentado para surtir combustible a algunas gasolineras de ocho(1) estados de nuestro país y las incomodidades que se generan a partir de ello, se están usando, como se ha hecho en el pasado con otros temas y situaciones, para generar una estrategia de miedo e ira en contra de Andrés Manuel López Obrador y lo que él representa.

A unos cuantos días de que se ha cumplido el primer mes del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, se desplegó por parte de las autoridades federales una amplia estrategia en contra del robo de combustible, comúnmente llamado "huachicoleo".

Sólo para tener un punto de referencia, debe tomarse en cuenta que el huachicoleo representó los últimos tres años pérdidas para PEMEX de alrededor de 147.2 miles de millones de pesos(2).

Las acciones en contra de esta compleja acción delictiva no se han reducido, como perversamente se quiere hacer creer, al simple cierre de ductos por los cuales circulan los hidrocarburos.

De acuerdo al gobierno federal la estrategia para combatir la venta ilegal de combustibles, principalmente gasolina, empezó desde antes de la toma de posesión recabando información pública disponible en estudios e investigaciones sobre el tema y diseñando todo un programa para hacer frente a los delitos que tienen al borde de la quiebra a PEMEX.

El más reciente episodio del combate al huachicol fue el cierre de algunos ductos que distribuían gasolina a través del país, ocasionando con ello el desabasto parcial de gasolina.

El malestar ocasionado por el desabasto fue aprovechado por los adversarios políticos del actual gobierno (PRI, PAN, PRD, expresidentes del país y algunos sectores empresariales) para desplegar a través de las grandes cadenas de televisión, radio, periódicos, comentaristas, youtubers y más, una estrategia fundada en el miedo en contra de AMLO.

Si observamos con atención veremos que son casi las mismas palabras y actores, así como el mismo engranaje de la estrategia del miedo que se puso en marcha con la campaña “López Obrador un peligro para México”, la misma que fue el trasfondo de los saqueos orquestados a principios del 2017, la que resurgió al pretender relacionar a Maduro y Chávez con el candidato Andrés Manuel; esa que difundió el acabose económico y la desconfianza mundial hacia México si se cancelaba el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).

Esos son solo algunos de los temas y momentos que han pretendido sembrar el miedo en contra del tabasqueño.

La estrategia del miedo en contra AMLO debe entenderse como un intento de minar el apoyo popular del tabasqueño, uno de sus principales capitales políticos.

Más allá de los poderes de la investidura como presidente, la fuerza de AMLO radica en el enorme respaldo popular que le hizo derrotar a la maquinaria del sistema en las elecciones presidenciales del año pasado con más de 30 millones de votos.

Disminuir el respaldo popular de AMLO es el verdadero objetivo de la estrategia del miedo, porque con ello, más los obstáculos que le coloquen en el camino, sus enemigos están tratando de medrar a un presidente que se ve no le tiembla la mano y que llegó decidido a pasar a la historia con la llamada cuarta transformación.

A través de tratar de poner a la población en contra del presidente se buscan frenar las investigaciones de corrupción y de crimen organizado que de llevarse a fondo alcanzaría a expresidentes, exsecretarios y demás funcionarios de primera línea de al menos los últimos 18 años, en cuyos dominios se levantó un emporio equivalente a otro PEMEX, pero pirata.

La estrategia del miedo, más la estrategia legal y el atrincheramiento en las entidades federativas, deben verse a la luz del proceso electoral del 2021 en el cual se elegirá a nuevos diputados y 13 nuevas gubernaturas. Ni que decir de las elecciones extraordinarias de este año en Puebla y de las elecciones presidenciales dentro de seis años.

El PRI, el PAN y sus aliados saben que la guerra contra López Obrador es de baja intensidad, sin dar la cara abiertamente, y que a lo largo de seis años tendrá varios capítulos, pero éste, el del combate al huachicol, puede ser el episodio en el cual el presidente se esté jugando gran parte de su capital político y sea el fiel que inclina la balanza.

Debido a los niveles coludidos en el huachicol, a las cantidades de dinero exorbitantes que están en juego en este ilícito y a la urgencia de sanear PEMEX para poder contar con recursos públicos para cumplir los compromisos adquiridos en campaña por el presidente; no es exagerada la aseveración de que lo que estamos viendo es una especie de segunda expropiación petrolera, tal y como lo sostuvo hace poco Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.

Esa es la naturaleza de lo que estamos presenciando.

Por ello, es urgente que el gobierno de la república ajuste a la brevedad aquellas medidas y acciones que han provocado el desabasto de gasolina; que dé a conocer -en la medida de lo legalmente permitido- las investigaciones penales que se han emprendido, que reajuste su estrategia de comunicación a los mexicanos, que proceda en contra de Carlos Romero Descachamps, líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y en contra, al menos, de algún expresidente.

De acuerdo a encuestas –como la del periódico Reforma- hasta ahora las acciones del gobierno federal están contando con la aprobación de la mayoría de los mexicanos, pero la estrategia del miedo es silenciosa y no se puede conformar la administración federal con la “fotografía del momento”.

Mientras el combate al huachicol continuará en los próximos años, no debemos perder de vista que paralelamente se está desarrollando una guerra fundada en el miedo en contra de la administración federal y específicamente dirigida contra López Obrador.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente.
(1) Milenio Digital. (2019) ¿En qué estados del país hay desabasto de gasolina?. 13 de enero de 2019, de Milenio Sitio web: http://www.milenio.com/politica/desabasto-de-gasolina-en-que-estados-del-pais-hay-escasez
(2) Alberto Nájar. (2018). "Desde Pemex se organizaba el robo de combustible": cómo funciona la red de 'huachicoleo' que detectó el gobierno de AMLO en México. 13 de enero de 2019, de BBC News Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-46697816
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 611 invitados y ningún miembro en línea