Mellizos de padres diferentes, caso raro detectado por universitarios
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 27 de enero de 2021 — Agencia de Noticias UN-

Este análisis partió en agosto de 2018, cuando el equipo científico recibió una solicitud para establecer la paternidad de dos mellizos varones con marcadores genéticos, por parte del presunto padre, quien sospechaba sobre el parentesco de los niños y requirió pruebas de paternidad.

Lilián Andrea Casas Vargas, doctora en Ciencias - Biología de la UNAL, relata que cuando hay casos muy difíciles o se quiere estar seguro del resultado, el Laboratorio realiza otros marcadores. En este caso, hicieron uno conocido como “panel de cromosoma Y”, teniendo en cuenta que los mellizos son del género masculino.

Explica que se trata de una herramienta bastante utilizada en pruebas de filiación parental. “El cromosoma Y se segrega solo por la línea paterna, y lo hace en bloque de una generación a otra, nunca cambia”.

Entonces, al no cambiar, se espera que esos marcadores de cromosoma Y sean completamente idénticos al del padre. En este caso, se observa de nuevo el perfil genético coincidente con uno de los mellizos, mientras que con el otro se identificaron 14 de 17 no coincidencias, lo que corroboró la exclusión.

La genetista señala que como un procedimiento establecido en el laboratorio, cuando llega un caso de paternidad y este arroja como resultado la exclusión se repite todo el proceso para estar seguros de que no haber tenido errores técnicos, así llamaron de nuevo a los usuarios, se tomaron otras muestras, se realizaron los mismos procedimientos y se confirmó el caso, cuyo reporte, por su rareza, fue publicado en la Revista Biomédica del Instituto Nacional de Salud.

En Colombia, la superfecundación heteropaternal –como se le conoce de manera especializada al caso de mellizos de padres diferentes– es un fenómeno extremadamente raro que se produce cuando un segundo óvulo, liberado durante el mismo ciclo menstrual, es fertilizado por un espermatozoide de un hombre diferente en relaciones sexuales separadas.

Aunque en el país la magíster en Genética Humana María Luisa Judith Bravo Aguiar presentó un caso de este tipo, este no se publicó en una revista científica, y aunque se cita como ejemplo en el libro La verdad genética de la paternidad, no profundiza en el hallazgo. “Desconozco si en otros laboratorios hayan encontrado casos como este”, menciona la doctora Casas.

El profesor William Usaquén Martínez, director del Grupo, indica que “en el país se realiza un promedio de 11.000 pruebas de paternidad al año. Aunque se trata de un procedimiento sencillo, esta posee una carga emocional muy grande por el tipo de implicaciones sociales y culturales que tiene. Los dictámenes de filiación dejan ver una serie de prejuicios todavía latentes en la sociedad colombiana frente a temas como la maternidad o la sexualidad, por ejemplo”.

Hace 52 años el problema de la paternidad irresponsable alcanzó tales dimensiones, que por primera vez el Estado colombiano empezó a preguntarse sobre los derechos de los niños no reconocidos. Así, creó el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para encaminar las acciones hacia dichos fines. Uno de los derechos instaurados fue el de la identidad, por cuanto es un componente básico de la personalidad jurídica y se encuentra en la Constitución Política.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 450 invitados y ningún miembro en línea