Antidiabéticos generarían efectos adversos en algunos pacientes
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 10 de diciembre de 2020 — Agencia de Noticias UN-

Estos fueron los hallazgos del estudio de Arley Pino Muñoz, magíster en Farmacología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien abarcó en su investigación el consumo de antidiabéticos en Colombia entre 2013 y 2018.

Su trabajo, en el que analizó 1.066 muestras y 1.739 reportes de efectos adversos por medicamentos antidiabéticos, tuvo como propósito estudiar las terapias usadas para el tratamiento de la DMT2, una variable de la diabetes que se ha estudiado poco en el país.

Así pudo advertir que inhibidores de dipeptidil peptidasa –como la vildagliptina– presentaron relaciones con pancreatitis y extrasístoles supraventriculares; la liraglutida –un agonistas del receptor del péptido similar al glucagón (ARGLP-1)– estuvo asociada con amputaciones; incluso las infecciones urológicas complicadas reportadas estuvieron asociadas con el consumo de dapagliflozina y empagliflozina, unos inhibidores del cotransportador (iSGLT2).

De todos los medicamentos el más consumido en la muestra fue la sitagliptina, relacionada con infartos agudos y con casos no reportados antes en la literatura médica; sin embargo la exenatida fue la que tuvo mayor número de notificaciones que alertaban sobre sus efectos adversos.

Esta caracterización de efectos adversos ayuda a nutrir la literatura médica respecto al tratamiento de la DMT2, pues cuanta más información se obtenga al respecto mejores serán las advertencias que los médicos pueden darle al paciente o a quien deba tomar decisiones a la hora de someterse a determinado tratamiento.

Aunque el autor del estudio es claro en determinar que “se trata de una toma de muestras y su relación con posibles efectos adversos, parece no existir una relación entre las variables consumo –población expuesta– y número de notificaciones que confirman los sistemas de farmacovigilancia. No obstante, los inhibidores del cotransportador (iSGLT2) parecen presentar un crecimiento proporcional al incremento de notificaciones en función del consumo”, detalla.

En Colombia este parece ser uno de los pocos estudios que se han preocupado por determinar el perfil de seguridad de las moléculas de antidiabéticos que se consumen en el país, por lo que es clave para los decisores. Sin embargo, el investigador señala que el estudio presenta un inconveniente en cuanto a establecer si todos los reportes se hicieron de manera correcta desde la Red Nacional de Farmacovigilancia.

“Por ahora es la única y la mejor fuente que de manera retrospectiva tiene esta información en forma inmediata”, recalca el magíster en Farmacología de la UNAL.

En ese sentido, advierte que aunque no se trata de un hecho general, el estudio podría esclarecer la información que un diabético debe tener al momento de empezar un tratamiento.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 728 invitados y ningún miembro en línea