Entrevista al primer actor Hernán Mendoza, de "Imperio de Mentiras"
Minuto a Minuto

 

 

Martes 12 de enero de 2021.

-El primer actor Hernán Mendoza platica sobre su personaje José Luis Velasco en “Imperio de Mentiras”.

-La telenovela producida por Giselle González llega a su final este domingo 17 de enero a las 19:00 horas por “las estrellas”.

 

Por Mino D’Blanc.

El primer actor Hernán Mendoza da vida a José Luis Velasco en la telenovela “Imperio de Mentiras”, producida por la experimentada Giselle González y que llega a su final este domingo 17 de enero a las 19:00 horas por “las estrellas”.

Platicamos con él gracias a las finas atenciones de la licenciada Denisse Cabrera, de Televisa.

 

MD’B: “Imperio de Mentiras” ha sido un verdadero éxito en todos los sentidos.

HM: No estoy al tanto de los números, pero sí estoy al tanto de la reacción de la gente que está  muy entusiasmada, muy contenta y eso me enorgullece como parte de un equipo que trabajó durísimo este 2020 con todo y las condiciones tan complicadas que vivimos todos. Fue un equipo en el que nos estuvimos cuidando, nos estuvimos protegiendo,  apoyando, siguiendo todo los protocolos y con unos resultados que nos hacen sentir muy orgullosos, muy contentos, con nuestra capitana Giselle González quien siempre hace cosas de mucha calidad. Entonces qué mejor pasar este difícil 2020 que al lado de mis compañeros haciendo esta historia de “Imperio de Mentiras”.

MD’B: Una  historia bastante real para la época, para el tiempo y para la forma de pensar de mucha gente actualmente.

HM: Totalmente; eso es una de las cosas que atraen mucho del trabajo de Giselle, que no solamente se está basando como hace muchos años en la historia de amor de los personajes principales, sino que está totalmente enriquecida de mullas situaciones de thriller de suspenso, de relaciones de otros personajes. Entonces eso la hace una historia un poco más rica, más llena de matices y de historias que te mantienen en suspenso y queriendo ver más, queriendo seguir  mirando todos los capítulos. Hace ella una un gran trabajo en cuestión del reparto, del elenco que juntó , me parece que no pudo estar mejor. Estuvo muy bien escogido; todos hacen un trabajo increíble. Una gran fórmula sobre todo para el día de hoy, para nuestro México. Lo que el público quiere ver es algo mucho más allá que una simple historia de amor.

MD’B: Un personaje difícil José Luis Velasco, al que le das vida.

HM: Como ser humano siempre es un poco complicado dividir la ética de la necesidad y de las responsabilidades del deber. Hace mucho hice una película que por parte de la misma tuve que estar en el reclusorio de Santa Martha y convivir con los reclusos. Platiqué con un señor secuestrador, cortador de dedos y él me decía que él hacía todas esas cosas terribles para que su hijita pudiera ir a escuelas privadas. Entonces es algo increíble que hay personas que pueden hacer cosas terribles con un supuesto fin amoroso y tierno. Supongo que José Luis estaba metido en ese trip. Yo siento que José Luis era una persona muy segura, con mucho miedo, no quería dejar desamparada a su hija. Creía él que con la seguridad económica era suficiente para que su familia, sobretodo su hija, estuviera siempre feliz y cometió esa tontería de irse con la finta de que el dinero es la felicidad; la felicidad es mucho más complicada que solo tener dinero.

MD’B: Digamos que tu prototipo para seguir el desarrollo de la personificación de José Luis y darle la tipología, la fisicalidad y todo, ¿fue ese hombre que tú conociste en el reclusorio de Santa Martha, tomando en cuenta lo que él te comentó de la ideología esa de la gente que como dices, por amor hace cosas indebidas?

HM: Un poco sí. Otro poco es que la verdad yo siempre quiero hacer de mis personajes seres humanos, y como seres humanos siento que todos tienen una razón por qué hacen las cosas. Nosotros desde fuera podemos ver las cosas de decir “ese ser humano es malo”, “ese ser humano es bueno”, pero la verdad es que el ser humano malo o el ser humano bueno también tienen sus lados contrarios, entonces todo es cuestión de exaltar al personaje los defectos si quieres hacerlo malo y las virtudes si quieres hacerlo bueno. Sí me acordé de ese señor que conocí en la cárcel, pero realmente donde me apoyo en el ser humano con sus debilidades, sus defectos y sus talentos.

MD’B: ¿Qué le aprendes a José Luis Velasco?

HM: Que la felicidad uno la genera; uno es el responsable de su propia felicidad, con dinero, sin dinero, con amor, sin amor, con hijos, sin hijos. La felicidad es responsabilidad de uno mismo. Hay que creer en uno mismo y hay que luchar por tener día a día un día contento.  Eso es lo que puedo sacar de este personaje que la regó y cometió muchos errores pensando que la felicidad estaba en otro lado.

MD’B: ¿Qué cosas de José Luis tienes tú como persona y qué cosas tuyas tiene él?

HM: Como te decía hace un rato, mis personajes trato de hacerlos seres humanos y pues el único ser humano que tengo a la mano soy yo. Entonces lo único que hago es poner mi ser humano al servicio del personaje y exaltar o disminuir las cualidades que tiene el personaje. Si hay un personaje que es muy celoso, yo como persona de repente he sentido celo, entonces como sé lo que es sentir celo pues ahora nada más lo acrecentó y entonces ya me vuelvo muy celoso. La materia prima que es el ser humano obviamente lo saco de mí. Yo no me parezco a José Luis para nada, pero sí tiene todos mis sentimientos, todas mis emociones y toda mi lógica; todo ello lo saco de mi propio ser humano.

MD’B: ¿Qué sorpresas vamos a ver este domingo 17 de enero que es el final de “Imperio de Mentiras” y por qué la gente tiene que seguir esta telenovela estos últimos días?

HM: Fíjate que hemos creado todo un imperio de mentiras en todo este tiempo y esta semana ese imperio se empieza a desmoronar, empiezan a ser reveladas todas las mentiras y todo va quedando en su lugar. Y este domingo en particular es un programa especial porque ahí se va a revelar la máxima mentira de todo este imperio y entonces ya sabremos qué lugar le toca a cada quien y bueno estamos muy emocionados por ver este desenlace de toda esta trama que no sabe uno qué es verdad, qué es mentira, qué es a medias. Entonces esta semana se van a descubrir muchísimas cosas.

MD’B: Has sabido muy bien llevar esa gran bandera que tienes al ser hijo del maestro Héctor Mendoza, una de las personalidades más emblemáticas del teatro mexicano en el mundo y en la historia. ¿Ha sido difícil para ti?

HM: La verdad es que sí vengo de un papá que dio toda su vida por el teatro en México y por los actores. Peleó mucho por dignificar la actuación. Y una de las enseñanzas de las miles que de él recibí, es que no importa el medio, no importa dónde lo hagas mientras lo hagas lo mejor que puedas. Entonces no importa si estás haciendo una telenovela o estás haciendo cine o estás haciendo teatro, mientras hagas tu mayor esfuerzo por dar calidad y por hacer algo fino. Yo amo al teatro, pero también me divierto haciendo cine y haciendo televisión. Para mí son medios y eso no me define a mí como actor; lo que me define como actor es el cómo lo hago, cómo ejecuto mi oficio  y en qué ambiente, porque no actúo igual si estoy en teatro  que si estoy en cine o que si estoy en televisión. Cada uno tiene su propio estilo, su propia forma, su propia esencia y no es fácil ninguna de las tres. Hay que echarle muchas ganas para hacer cualquiera de esas tres. Es muy fácil si no haces tele decir “es que la tele es fuchi, fuchi”; no la has hecho, a ver… hazla y hazla bien, a ver si es cierto. A mí lo que más me gusta es eso de tener la variedad y tener el multipropósito de hacer cine, teatro, televisión, radio, etcétera. Lo que sea a mí me gusta; me gusta la ficción y nada más me tengo que adaptar al medio en el que esté trabajando.

MD’B: El hecho de haber sido un rebelde o contrarrevolucionario en tu juventud, el hecho de haber convivido hasta con las vacas, de haber estado en tiro con arco, ya que te hiciste actor ¿te dejó algo?

HM: Totalmente soy un rebelde, soy un alma libre. Me encanta hacer cosas extraordinarias. He vivido casi de todo;  la verdad así como he estado con vacas, he estado vendiendo animales en el mercado Sonora y tirando con arco. Ahorita aparte de ser actor, vuelo parapentes, vuelo avioncitos de control remoto, drones; siempre tengo cosas que hacer, siempre estoy inquieto por hacer cosas diferentes que me lleven a realidades distintas. Me gusta mucho enriquecerme como ser humano por lo mismo que te digo, como el ser humano que uso para mi trabajo es el que tengo, soy yo, pues mientras más rico y más extenso lo tenga pues más material para trabajar tendré. Siempre he tratado de hacer cosas diferentes y sí soy muy inquieto, nunca paro.

MD’B: ¿Qué viene en tu vida después de “Imperio de Mentiras? ¿Qué planes tienes para este año que apenas comenzamos y que todavía es un año indescifrable?

HM: Sí va a ser un año difícil, yo creo. Vamos a ir de salida, pero nos va a costar mucho trabajo. Definitivamente el teatro creo que no se va a poder hacer en estos meses;  a lo mejor a finales de año, espero. Extraño el teatro, extraño esa energía de estar con el público generando una ficción durante dos horas, lo extraño mucho. Pero bueno, supongo que este año va a ser complicado. Estoy esperando una película que espero que estrenaremos en el Festival de Canes (Francia) o en el de Venecia (Italia), todavía no está definido; pronto esa película estará también en México. De trabajo ahí tengo una película y una serie en puerta;  no puedo todavía adelantar nada, pues hasta no estar en set no sabe uno. Ya se me cayó una por lo del semáforo rojo, entonces hasta no estar grabando no puede uno decir nada. Pero bueno, hay panorama, hay proyectos aquí para el 2021, gracias a Dios. Espero que sea un año que se mejore para todos, porque hemos pasado un 2020 muy complicado tanto en salud, como psicológica, como económicamente, entonces espero que ya podamos ir saliendo de este bache terrible.

 

next
prev

Hay 2047 invitados y ningún miembro en línea