La Bioética en el Doctor Manuel Velasco Suárez (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

La Bioética en el Doctor Manuel Velasco Suárez, Mexicano Premio Nobel de la Paz 1985
Enrique Canchola Martínez
Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa
Ciudad de México, México
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
29 de agosto 2022

El Doctor Manuel Velasco Suárez, nace en 1914, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas y muere en la Ciudad de México en 2001. Se recibió de médico en la Facultad de Medicina de la UNAM, realizó sus estudios de posgrado en la universidad de Harvard y se especializó en neurología y neurocirugía en el Hospital General de Massachusetts, Boston, USA, entre 1942-1943 dónde ganó el honor de ser el primer latinoamericano jefe de residentes médicos de esa especialidad, por su brillantez y su gran habilidad quirúrgica.
En la vida del doctor Manuel Velasco Suárez siempre estuvieron presentes los preceptos fundamentales de la bioética: La beneficencia, La no maleficencia, La justicia, y La autonomía, basados en los principios éticos que establecen que las acciones siempre se hagan con amor, en forma razonable, que sirvan para hacer el bien, que den felicidad y que sean de utilidad, aspectos filosóficos que fueron el andamio de todos sus actos y conductas que le condujeron a ser el pionero de la bioética en México por lo cual se le conoce como “el padre de la bioética” en México y el principal promotor de la bioética en Latinoamérica.
La vocación humanista del Dr. Manuel Velasco Suárez y siguiendo el precepto de la no maleficencia lo llevó a fundar y a presidir a partir de 1982, asociaciones de médicos a favor de la prevención de la guerra nuclear la “Asociación de Médicos Mexicanos para la Prevención de la Guerra Nuclear” y la “Organización Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear”, la cual fue galardonada con el “Premio Nobel de la Paz” en 1985, siendo el Dr. Velasco Suárez el representante de los médicos latinoamericanos.
Su espíritu benefactor se ve reflejado cuando en 1958 fue nombrado Director General de la Dirección General de Neurología, Salud Mental y Rehabilitación, dirección que ocupó hasta 1964, periodo en el cual cerró los manicomios donde eran tratados los enfermos mentales en forma inhumana y poco científica y fundó hospitales regionales en todo el país para la atención de las enfermedades mentales: en Sonora, en Oaxaca, en el Estado de México, Granja-Escuela para Adolescentes en Desventaja, y el Hospital Fray Bernardino Álvarez, ambos en la entonces ciudad de México, y en Tabasco.
Fundó el Servicio de Neurología y Neurocirugía del Hospital Juárez de México en 1948 el cual dirigió hasta 1958, en dicho servicio, se atendían enfermos neurológicos y psiquiátricos con gran eficiencia y eficacia en un marco humanitario y con una medicina científica basada en evidencia. Su amor por el Hospital Juárez de México, el cual fue fuertemente dañado por los sismos en 1985, lo llevaron a ser el principal promotor de la construcción del nuevo Hospital Juárez de México, el cual se inauguró en 1988 y fue el primer director durante el periodo 1988 a 1994.
En 1964 después de algunos años de arduo trabajo y gestión política de parte del Dr. Manuel Velasco Suárez y siempre pensando en hacer el bien a la población mexicana, logra que se construya e inaugure el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, donde los pacientes con enfermedades neurológicas, podían ser hospitalizados y atendidos de manera integral con terapias basadas en resultados médicos y operados con cirugías especializadas del sistema nervioso. Además de todo ello el instituto fomenta la investigación en el campo de las neurociencias, poniendo con ello a México dentro de la ciencia internacional.
A partir del 21 de agosto de 1989, por Decreto Presidencial y decisión unánime de la Junta de Gobierno, el instituto lleva el nombre de: “Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco-Suárez” como un merecido homenaje al Dr. Velasco Suárez.
Justicia
El precepto de Justicia considerado como la acción de dar a cada quien lo que merece, fue ejercido por el doctor Manuel Velasco Suárez toda su vida ejemplo de ello es su frase “El hombre como la mujer, valen no por lo que tengan, ni por lo que sepan, sino por lo que sirvan con honradez, capacidad, eficiencia y eficacia”
Cuándo fue gobernador de su estado de 1970 a 1976, tuvo como objetivo principal darle a la gente de su estado servicios salud, en forma igualitaria, sin importar el nivel económico ni social ni raza o etnia, para lo cual fundó diferentes hospitales y centros de salud y realizó campañas de vacunación y de atención a la pobreza para atender a todos los chiapanecos.
Se preocupó por la educación ya que consideraba que es la forma de alcanzar el bienestar y la justicia, para ello fundó escuelas y tecnológicos de todos los niveles, a donde pudieron acudir niños y adultos autóctonos y de todas las clases sociales y creo la Universidad Autónoma de Chiapas donde pudieran los chiapanecos educarse para alcanzar, el nivel científico y tecnológico del país, demás se preocupó bajo el precepto de justicia, que los chiapanecos tuvieran una vivienda digna y que la alimentación fuera suficiente y de buena calidad para todos.
Como médico fue un promotor y defensor verdadero de los derechos de las pacientes tratando siempre con amor y gran humanismo a todos los pacientes, particularmente a personas desamparadas.
Autonomía
Con respecto al precepto de la autonomía el doctor Manuel Velasco Suárez, siempre se mostró respetuoso con las decisiones personales de todos y particularmente durante su gubernatura, permitió que los pueblos originarios de Chiapas, tomaran sus decisiones en forma autónoma para elegir su forma de vida y de gobierno sin presión alguna y en su práctica médica el Dr. Velasco Suárez , siempre defendió el derecho de los pacientes y utilizó y promulgó el consentimiento informado para que los pacientes pudieran decidir por sí mismos ejerciendo el derecho bioético de la autonomía; por todo ello considero que recordarlo como el “padre de la bioética” es un adjetivo bien merecido.
Quiero agradecer a mi alumno del curso de Bioética en la UAM-I, Javier Murillo que con su presentación supervisada por las doctoras María de Jesús de Haro Cruz y Guadalupe Márquez del Hospital Juárez de México y por sus padres, inspiró está reflexión sobre la importancia del doctor Manuel Velasco Suárez en la construcción de la bioética a nivel internacional.
Lecturas
1.-Semblanza histórica del
Dr. Manuel Velasco-Suárez
Honorable Congreso del Estado de Chiapas
2.-El Hospital Granja y la Escuela Granja
Bernardino Álvarez: antecedentes del
Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía
Ana Cecilia Rodríguez-de Romo, Gabriela Castañeda-López
Revista de Investigación Clínica. Vol. 65, Núm. 6 / Noviembre-Diciembre, 2013 / pp 524-53
3.-La Bioética, Breve Resumen: Primera parte
Enrique Canchola Martínez
https://www.sabersinfin.com/articulos/educacion/30820-la-bioetica-breve-resumen-primera-parte-articulo

 

 

next
prev

Hay 1826 invitados y ningún miembro en línea