MUEREN LOS ESCRITORES, VIVE LA LITERATURA
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

martinez garcilazo.jpgMUEREN LOS ESCRITORES, VIVE LA LITERATURA

(Alejandro Aura y Víctor Hugo Rascón Banda, in memoriam)

Por: Roberto Martínez Garcilazo*

 ...y nos vamos a nada limpiamente como las plantas,
como los pájaros, como todo lo que está vivo un tiempo
y luego, sin rencor, deja de estarlo

A.A.

 

 

Mueren los hombres y sólo queda de ellos –apenas por unos breves años-  la memoria de sus trabajos.

La semana pasada – mientras realizábamos en Bellas Artes  una lectura de 16 escritores jóvenes de Puebla- se difundió la noticia de la muerte de dos escritores mexicanos que tenían relación con la vida cultural de Puebla: Víctor Hugo Rascón Banda y Alejandro Aura.

Víctor Hugo; el dramaturgo, el académico de la Mexicana de la Lengua, el presidente de la SOGEM. Recuerdo especialmente la conferencia magistral, que con motivo de la apertura de una serie de talleres de creación literaria que se realizaron en la Casa del Escritor,  dictó en el salón de protocolos del Ayuntamiento de Puebla. Allí hizo un recuento de su vida: su infancia, su etapa de abogado bancario, su labor creativa, su lucha contra la enfermedad y su crítica a las políticas culturales oficiales. 

Murió Rascón Banda. Lo recordaremos el próximo viernes en la Casa del Escritor. Estaremos Salvador Cruz Montalvo, Manuel Reigadas, Felipe Galván, Ángel Ledesma, Rodolfo Pineda, Amancio Orta y Ricardo Pérez Quitt.

Alejandro Aura, el cuentista que en 1972 ganó el Primer Concurso Latinoamericano de Cuento “Edmundo Valadés” con la pieza Los Baños de Celeste.  Su jurado estuvo integrado por Juan Rulfo, Juan José Arreloa y Edmundo Valadés. Ese primer Concurso fue convocado por la Dirección de Promoción Cultural del Gobierno de Puebla. El titular de esa Dirección era Don Pedro Ángel Palou Pérez. 

Murió Alejandro Aura, el poeta, que en 1986 publicara La Patria Vieja bajo el sello de la Universidad Autónoma de Puebla. De su labor como poeta, coordinador de talleres literarios, promotor de la lectura y funcionario cultural hay mucho que decir. Próximamente lo haremos organizadamente,  en una mesa de trabajo que en la Casa del Escritor se realizará.

Murió Aura. Pero horas antes escribió:

¿Se imaginan el esplendor del cielo de los tigres,
allí donde gacelas saltan con las grupas carnosas
esperando la zarpa que cae una vez y otra y otra,
eternamente? Así es el cielo al que aspiro. Un cielo
con mis fauces y mis garras.

(Fragmento de Despedida) 

* Roberto Martínez Garcilazo es director de Literatura, Ediciones y Bibliotecas de la Secretaría de Cultura del Estado de Puebla, México.

Más artículos de Roberto Martínez Garcilazo:

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 801 invitados y ningún miembro en línea