No sólo en Arizona hace aire
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

gerardo perez munoz.jpg- NUESTRA AMÉRICA - 
 
 No sólo en Arizona hace aire
 
Gerardo Pérez Muñoz*
“ Tuve hambre y me dieron de comer,
tuve sed y me dieron de beber, fui migrante
y me hospedaron”

Mateo 25,35 

 

                          
El pasado miércoles 21 de abril, salió el tren de Arriaga, Chis., llevando a poco más de 350 personas migrantes centroamericanas, la mayoría de Guatemala, muchos de ellos, indígenas Mam, del Departamento de San Marcos, Guatemala.  No está de más decir que son personas muy humildes y pobres.
 
En su paso por el territorio  chiapaneco,  no sucedió nada, gracias al acompañamiento del Grupo Beta. Cerca de las 20,30 Hrs, y ya en el Estado de Oaxaca, en Chahuites, patrullas de la Policía Federal, entre ellas, la 14041 y la 14047  detuvieron el tren, bajaron a la gente, amenazando con sus M-16,  haciendo disparos al aire y echándoles la luz en la cara, en medio de insultos  con el pretexto de que habían recibido un aviso de emergencia, cuestión que tendrían que probar.

El resultado fue un asalto  en descampado  a los migrantes. Separaron a los hombres  de las mujeres. A éstas, las  llevaron a una parte oscura  entre los vagones y una cerca con monte, de tal forma que los vecinos no se pudieran dar cuenta de lo que sucedía.  Los siguieron amenazando, cortando cartucho y haciendo nuevos disparos, obligaron a la gente con golpes a ponerse boca abajo sobre la tierra, pateándolos   en la cabeza a los que la levantaban. Uno a uno les
ordenaron quitarse la ropa y los zapatos  para buscar, afanosamente y  por todos lados, el dinero. Todo les robaron. A unas mujeres les metieron las manos en sus  partes íntimas para despojarlas  de su dinero. Golpearon parejo, lo mismo a hombres que a mujeres; los trataron peor que a delincuentes. Los encañonaron. Las Averiguaciones Previas de los declarantes, manifiestan que fueron víctimas de una gran agresión.
 
pfp  1.jpg

Mientras esta nueva policía, servidores públicos, asaltaban por espacio de hora y media, los maquinistas cenaban tranquilamente a unos cuantos metros del sitio del asalto. Cuando ellos terminaron de cenar, y los policías de asaltar, continuaron su camino en medio de nuevas detonaciones. Vecinos de la población acudieron a ver qué pasaba. Unos refirieron que cuando empezaron a manifestar su indignación contra la policía, ésta repelió a la población. Los responsables de este "operativo", tendrían que explicar porqué, si presumían algún ilícito en el flujo migratorio, no permitieron la intervención de la Policía Preventiva; porqué no se coordinaron con el Instituto Nacional de Migración ni con el Ejército. Pero por encima de todo, aún suponiendo que fuesen delincuentes, jamás podrán justificar estos actos cobardes, racistas y vandálicos contra hombres y mujeres migrantes, en su mayoría indígenas indefensos.

Lo anterior ha sido denunciado por la agrupación  Movilidad Humana,  responsable  del Albergue del Migrante "Hermanos en el Camino"  de Ixtepec, Oaxaca quienes no se oponen  a las acciones que autoridades de los tres niveles de Gobierno tengan como objetivo la lucha contra la delincuencia.

Como ciudadanos, no permitamos que se pisotee  la dignidad y los derechos humanos, sobre todo de las personas migrantes.
pfp 2.jpg

Dicho acto fue condenado por  Movilidad Humana del Episcopado Mexicano quien  ha dado todo su apoyo a las víctimas de este abuso de autoridad. Condena éste y cualquier atropello a la dignidad y a los derechos humanos de cualquier persona y reitera su compromiso de contribuir con las Autoridades Mexicanas para la construcción de un México en paz.

La pastoral social del migrante, se pregunta con justa razón, ¿si hubo o no  coordinación entre los maquinistas y los policías federales?  Piden que las autoridades federales,  intervengan para  investigar estos hechos. Mencionan igualmente  que el 23 de enero pasado hubo,  por parte  de la misma policía y  también en Chahuites, otro asalto a migrantes.

No podemos seguir con la actitud esquizofrénica de condenar los atropellos en contra de nuestros compatriotas en los Estados Unidos y no condenar lo que sucede con los hermanos migrantes centroamericanos en la frontera sur de nuestro país.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, ya tiene conocimiento de estos hechos  abominables e inhumanos.
 
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 900 invitados y ningún miembro en línea