CADUCEO
Minuto a Minuto

 

 

CADUCEO

 

Por: Luis G. Benavides Ilizaliturri[1] 

 

 

 

La Vara de Esculapio fue inicialmente una rama de árbol con algunas hojas.  Significaba los secretos de la vida terrena, el poder de la resurección, el auxilio y soporte brindado por los médicos mediante su asistencia a los pacientes.   El origen vegetal de la rama representaba las fuerzas de la naturaleza y las virtudes curativas de las plantas.

 

La serpiente representa la prudencia, la vigilancia, la sabiduria, la vitalidad, el poder de la regeneración y la preservación de la salud.

 

A esta vara se le denominó el κηρύκιον (kerýkion) CADUCEO, palabra griega que significa signo del pregonero pues proclama, bando, orden, promesa hecha por un heraldo se llama en griego  κήρυγμα (kerygma). 

 

En la mitología griega, el caduceo pertenecía a Hermes –Mercurio  para los romanos- dios del comercio.  A Mercurio también lo apodaron Caducifer porque siempre lo representaban con el caduceo y también lo llamaron Psiquigogo (Conductor de almas) y lo representaron con un petaso (gorro con alas) y con su caduceo; ocasionalmente también aparece con alas en los talones.

 

 

 El caduceo de Hermes tiene dos serpientes que, según la leyenda, Mercurio vio luchar y las separó pacíficamente con el caduceo. Las serpientes dejaron de luchar en el momento y se separaron, por ello este caduceo se ha considerado como símbolo de la paz.  Conviene recordar que entre las muchas tareas asignadas a Hermes estaba la de presidir el coito, razón por la que algunos aducen la representación de dos serpientes: hembra y macho; otros afirman que Hermes sustituyó al dios persa Zoroastro y sus dos serpientes representaban el poder que éste tenía sobre el bien y el mal: las dos serpientes representaban al dios Oromares (dos de la Luz y principio del Bien) y al espíritu maléfico Ahrimanes.

 

 

Además de pacificador, Mercurio era dios de los mercados, patrón del comercio y del juego de dados. Con su fascinadora elocuencia convencía de que él mal era el bien.  Image

 

Con frecuencia se representa a Asclepio con un caduceo semejante aduciendo a que como médico podía curar las serpientes de fuera y de dentro de los enfermos.  El símbolo de las Asociaciones Médicas Internacionales y de algunas revista médicas utilizan el caduceo de Hermes como símbolo médico o de salud, igualmente lo hacen algunas facultades de medicina[2].

 

Sin embargo, esto es una confusión debida, según cuentan, a la ocurrencia de un soldado norteamericano asignado a tareas sanitarias en la guerra civil.  La vara de Asclepio consiste en una serpiente entrelazada alrededor de una vara larga.  La vara fue, durante mucho tiempo, símbolo de la profesión médica, y la serpiente, que muda periódicamente de piel, simboliza el rejuvenecimiento.

 

Parece ser que el caduceo de Asclepio se comenzó a utilizar como símbolo de la medicina y de la salud en la edad media; otros atribuyen su introducción al médico de Enrique VIII, William Butts quien lo utilizó como parte de su escudo nobiliario, sin embargo, Butts utilizó algo semejante al símbolo de Hermes.

 

En el Hospital de la Marina utilizó el símbolo del caduceo en 1856 para señalar la presencia médica, símbolo que posteriormente asumió el Organismo de Salud Pública de Estados Unidos,  y,  desde 1902, el cuerpo médico del ejército norteamericano.

 

Creo que la confusión entre los diversos símbolos médicos se debe a la atribución errónea hecha en Estados Unidos.  Image 

 

Otro origen de confusión más antiguo puede deberse a la siguiente leyenda: Asclepio estaba atendiendo a Glauco –pescador hijo de Neptuno y de la ninfa Nais- cuando éste cayó herido mortalmente por un rayo (los rayos eran producidos por los centauros) y repentinamente apareció una serpiente que Esculapio mató con su bastón; sin embargo, apareció otra serpiente y resucitó a la primera metiendo en su hocico unas yerbas.  Asclepio recogió esas hierbas,  las metió en la boca de Glauco y logró que volviera a la vida.  Las dos serpientes se enroscaron en la vara de encino.

 

 

 

Image

 

La serpiente o las serpientes que se le asignan a Asclepio pertenecen al género coluber longissimus y se creía que eran capaces  de chupar las heridas de los enfermos, por lo que se realizaban milagros y curaciones insospechadas.

 

Image

 

Otra fuente de confusión entre los caduceos de Hermes y Asclepio  puede ser la importancia que los matemáticos, desde el siglo XVII le dieron al estudio geométrico de los caduceos.  El de Hermes, en vista superior,  tiene forma lemniscata la cual fue estudiada (1694) por Bernouli y hoy día se conoce como ecuación de Bernouli.

 

El hecho que este caduceo representa uno de los problemas matemáticos más interesantes, le dio preeminencia respecto al más simple de Asclepio.

 

Image

 

Aún antes de Asclepio, una vara sola fue símbolo de la profesión médica, así mismo, la serpiente sola simbolizaba el rejuvenecimiento, debido a la repetida mutación de piel.

 

Cabe recordar que Asclepio era el dios de la curación en la antigua mitología griega, y fue instruido en la medicina por el centauro Quirón.

 

 

 

Varios testimonios afirman que es frecuente confundir el caduceo de Hermes (Mercurio) con la Vara de Asclepio, como ya lo hice notar arriba. La discrepancia y la singularidad de la vara de Asclepio está en que la serpiente que está enroscada en la vara se identifica con la cabeza  de la Medusa (Μέδουσα Médousa, de μέδω medo: reinar,mandar).  Medusa era una bella mujer mortal que profanó el tempo de Atenea (θήνη Athnē) –diosa de la sabiduría- quien le aplicó como castigo ser igual a sus hermanas.   Afrodita (Aφροδίτη Afrodita), diosa de la lujuria, celosa de la hermosa cabellera de Medusa, la convirtió en serpientes.

 

Una de esas serpientes –de naturaleza ctónica  (χθόνιος khthónios, perteneciente al interior de la tierra, en tanto que Gaia [γαιη gaie o γε ge] referida a la superficie de la tierra)-- está enroscada en la Vara de Asclepio, quien al dominarla, transformó sus virtudes (que eran de petrificar a quien miraba) dándole la capacidad de resucitar a los muertos.  Con su vara, Asclepio sanaba y resucitaba a la gente que iba a visitarlo.

 

Con toda la confusión que las diversas fuentes encierran, es claro que el verdadero símbolo de Asclepio tiene una sola serpiente y una rama que sirve de báculo.

 

 

Puebla, Pue., 2007

 



[1] Comentario de la Dirección de Sabersinfin.com: El Dr. Luis G Benavides Ilizaliturri es doctor en múltiples y diversas disciplinas, políglota, ha sido catedrático, asesor educativo y conferencista en todo el mundo, es considerado uno de los mejores educadores del planeta. Sabersinfin.com agradece la autorización del Dr. Benavides para publicar este material,  pero principalmente se honra de conocer a un hombre que ante todo lo caracteriza su profundo amor a la vida.

 

[2] Cf. www.croponline.org/archiviosimboli2.htm; www.aries.unam.mx/img/logos/FM.jpg;  fcmfajardo.sld.cu/.../images/logo.gif; El Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya; www.ruminahui.gov.ec/imagenes/logo_higiene.gif;

 

 

 

 

 

 

next
prev

Hay 282 invitados y ningún miembro en línea