Telmex debe aceptar públicamente su incapacidad (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

 

29 de enero de 2021

Sabersinfin

 

“La ambición no tiene límite,
la capacidad de atención oportuna sí”.
Abel Pérez Rojas

Su infinita avaricia por tener ganancias incontables, ha llevado a Teléfonos de México S.A.B. de C.V. (Telmex), a un punto en el cual es incapaz de brindar un servicio oportuno, confiable y cercano con sus clientes; en consecuencia, esto está provocando una crisis de comunicación invisible durante las jornadas aciagas del covid.

Lamentablemente, estos días he tenido que vivir el incumplimiento de promesas y la incapacidad de Telmex para poder solucionar la falla de mi línea telefónica.

Llevo once días sin servicio telefónico ni de Internet.

Pese a vivir en el centro de una de las ciudades más importantes de México, en todo este tiempo ha sido imposible que un técnico se presente a mi domicilio a resolver la situación que desde el primer momento del reporte se me informó que solo mediante una visita podría solucionarse el problema.
Las horas pasaron.

Se fueron acumulando los días.

Y nada.

Ni las luces de un técnico.

Acudí a Twitter para expresar mi situación.

Siempre la misma respuesta:

“Hola, buena tarde, agradezco la información, ya me encuentro trabajando en tu solicitud, por favor queda pendiente de mi llamada”.

Pero, nada.

Otra vez, nada.

Mi enojo se fue acumulando mientras algunos cibernautas comentaban mis publicaciones haciéndome saber que algunos de ellos habían tenido que esperar hasta un mes para que les solucionaran su problema técnico.

¿Se imaginan lo que implica no tener línea telefónica ni Internet en medio de una contingencia sanitaria como la que estamos sufriendo?

En mi caso, afortunadamente tengo otras vías de comunicación, pero ¿se imaginan lo que tienen que pasar personas que no tienen más opciones? ¿Cuánto tiempo tienen que esperar las personas que viven en zonas rurales y semiurbanas para que Telmex se digne a repararles su línea telefónica? ¿Cuántas vidas se habrán perdido por la falta de comunicación adecuada? ¿Quién va a reparar las afectaciones en la economía familiar ahora que en los hogares se requiere contar necesariamente con el servicio de Internet por las clases en línea, pero resulta que no hay servicio y tienen que conectarse usando su paquetería de “datos” móviles?

Me consta que muchos –seguramente la mayoría– de los técnicos telefonistas son personas entregadas, es más, todos los días están exponiendo sus vidas para que tengamos servicio, pero el problema no está ahí; está en la corporación, en el gran gigante insensible, reumático e incapaz en que ha derivado Telmex.

A mi parecer, Telmex está rebasado porque sigue captando clientes, pero, o no está invirtiendo en más personal, en más tecnología o en la articulación de todo, de tal manera que no está dando respuesta oportuna ni inmediata a sus clientes.

No es una cuestión de dinero, pues eso lo tienen, tan lo tienen que los ha llevado a encumbrarse en uno de los grupos más ricos y poderosos de México y de Latinoamérica.

¿Será ceguera? no lo creo, pues tantos años dedicados al negocio de las telecomunicaciones, es impensable que no se den cuenta de sus ineficiencias y de lo que éstas ocasionan entre sus clientes, como ya lo dije: afectaciones económicas, de relaciones humanas y hasta pérdidas de vidas humanas.

Mientras mi enojo crece ante la negligencia de Telmex de solucionar mi reporte de falla, navego y veo gran cantidad de memes, caricaturas, reportes en redes de la frustración de los usuarios frente al gigante de la telefonía.

Llego a una conclusión: Telmex debería aceptar públicamente que no está en condiciones de seguir acrecentando su número de clientes y, a la vez, brindar un servicio de calidad, oportuno y confiable, con la reparación inmediata de las fallas que le son reportadas; por lo anterior, los potenciales clientes deberían buscar otras opciones.

Mientras escribo estas líneas, sigo pensando en cómo es que esta crisis de comunicación telefónica permanece invisible para muchos, y que a mí se me ha puesto enfrente debido a la situación que ahora denuncio, pero que de no haberse presentado, seguiría insensible ante esta situación.

Por cierto: ¡Telmex, repara mi línea telefónica ya!

 

NOTA: Ya fue reparada la línea telefónica.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
next
prev

Hay 358 invitados y ningún miembro en línea