¡CUIDADO ICEBERG A LA VISTA! JAMES CAMERON Y AVATAR
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

¡CUIDADO ICEBERG A LA VISTA!  JAMES CAMERON Y AVATAR
Fernando Ramírez Vázquez*

Hace trece años James Cameron nos embarcó en una historia como pocas ha habido, narrar el hundimiento de Titanic no es nada fácil a menos que se trate de un documental, pero ¿Hacer una película de esto?

Requiere de un ingenio para que no naufrague en el mar de los sueños, que se aventure a cruzar el mar pese a las anécdotas sobre los miles de monstruos que lo habitan, a descubrir nuevas e inhóspitas tierras, a dejarse guiar por las estrellas cuando la brújula ha perdido el rumbo. A todo esto y más se arriesgó James Cameron y valió la pena, surcó los mares como un auténtico lobo de mar y arribó a un espléndido puerto donde lo aguardaban invaluables tesoros entre los cuales figuraban: Los millones de dólares recaudados por la cinta haciéndola la más taquillera en la historia de cine hollywoodense y las diferentes nominaciones que le llevó al Óscar en dicho año.


La historia de amor que se gesta durante la travesía, la diferencia entre las clases sociales, la competencia por el amor de una mujer, las memorables escenas que permanecerán por siempre y para siempre en la mente de los espectadores además de un soundtrack difícil de sacar de nuestras cabezas a cargo de Celine Dion (“My Heart will go on”), hacen de ésta cinta un cuento cantado por sirenas que Cameron dirige magistralmente haciéndonos olvidar por completo de la tragedia que viaja a bordo del Titanic, cual vil polizón y que hace su aparición hora y media después, momento en el cual el barco choca contra el iceberg llenando la pantalla de angustia y desesperación ingredientes indispensables para hacer de ésta una historia inolvidable. 

Esta película es la que hace gritar a Cameron: “I´m king of the world” al recibir los premios como mejor película y director; y claro que lo era, en ese instante era el verdadero y único rey del mundo.

Después de doce años de ausencia Cameron vuelve a presentarnos un film con el cual está decidido una vez más a convertirse en el rey del mundo

Avatar es la película fue la película más esperada del 2009, ¿Qué secreto guarda Pandora?, ¿Por qué Cameron se ha tomado tanto tiempo para su realización?, ¿Con qué nos sorprenderá ahora? Todas estas preguntas quedaron despejadas en el diciembre cuando se estrenó “Avatar”.

¡Por fin la caja se ha abierto! Y nos muestra un mundo alejado de la realidad el cual los humanos quieren conquistar por cuestiones de un combustible que se haya en dicho planeta, éste se encuentra habitado por una especie de gigantes primitivos con cola y piel de color azul que guardan un gran respeto por la naturaleza y el mundo que los rodea, haciéndolos una cultura mística. Por medio de la tecnología los humanos pueden tomar los cuerpos de éstos avatar para mezclarse entre ellos y así aprender sobre su conducta y costumbres. Uno de ellos es aceptado dentro del clan e inclusive conquista el amor de la hija del jefe de la tribu... Es ahí donde me detengo a recordar y percibo que esta historia ya la he visto antes en películas como: “Pocahontas”, “Danza con Lobos”, “El Último Samurái” y  qué decir de “Éragon” película en la cual el dragón escoge a su jinete para remontar el cielo, pues en “Avatar” pasa algo parecido.

No le quitaremos a “Avatar” su mérito revolucionario en las cuestiones tecnológicas y efectos especiales, se vuelve en un parte aguas del nuevo cine en 3D, pero si dejamos a un lado esto ¿Qué actuaciones nos aporta?, ¿El guión nos deja algo que valga la pena?, ¿Realmente merece estar nominada como mejor película? O ¿La academia tan sólo intenta premiarla por los millones que le ha aportado a la industria hollywoodense? Pues es “Avatar” hoy en día dueña absoluta de la posición número 1 como película más taquillera, desplazando a su hermana: “Titanic”.

Este 7 de marzo se realizará la entrega del Óscar en su edición número 82 la cual perdería mas credibilidad (como ya la ha perdido) si los jueces decidieran que la mejor película, o la mejor dirección, los merece “Avatar” y James Cameron respectivamente. Tiene 9 nominaciones al Óscar mismo número que su exesposa Kathryn Bigelow por la cinta “The Hurt Locker” (“Zona de Miedo”) la cual el Sindicato de Directores de Estados Unidos decidió darle el premio a mejor dirección, siendo la primera mujer en ganar este premio y teniendo además otros dignos contrincantes como “Inglourious Basterds” (“Bastardos sin Gloria”) de “Quentin Tarantino” (que es la segunda más nominada en esta entrega), “Precious” (“Preciosa”) de Lee Daniels ganadora del Globo de Oro, “A serious Man” (“Un hombre serio”) de los hermanos Coen con reconocimientos en el Festival de Cine Independiente de Sundance y “Up in the air” (“Amor sin escalas”) de Jason Reitman la cual cuenta con un guión extraordinario.

Más que el rey del mundo James Cameron es el rey de los millones, de las películas más taquilleras, más revolucionarias e innovadoras con los mejores efectos especiales, escenografías y vestuarios como ningún otro.

La Academia debe ser cuidadosa y elegir bien al ganador, se premia la calidad de la cinta no las ventas ni las entradas que ésta aporte a la industria, ciertamente fue un año carente de buenas películas pero una mala elección harían que la gente asidua al buen cine perdiera la poca credibilidad que tiene el Óscar, esa clase de premios hay que dejárselos a los Festivales que pueden otorgarlos por votaciones del público y ahí sin lugar a dudas “Avatar” barrería con sus oponentes.

Sólo deseo que este 7 de marzo la Academia no choque contra un iceberg llamado: “Avatar” y hunda de manera titánica su trasparencia y veracidad, hay que tener listos los salvavidas por lo que pueda pasar.

Desde algún lugar en medio de este mar lleno de icebergs. Fer.

next
prev

Hay 2374 invitados y ningún miembro en línea