Dadme un hoyo y moveré a México
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 


Masca la Iguana
Dadme un hoyo y moveré a México…

Luis Fernando Paredes Porras*

¡Ay que larga es esta vida! / ¡qué duros estos destierros! /
 ¡ésta cárcel, éstos hierros / en que el alma está metida! /
sólo esperar la salida me causa dolor tan fiero /
que me muero porque no muero...


      Santa Teresa de Jesús (1515 – 1582)

La diferencia entre una mujer u hombre a quien se le entrega un Nobel de la Paz y un narcotraficante que se escapa de la cárcel de mayor seguridad de México es una: su ética, de ahí en fuera todos ellos son talentosos, geniales, tocados por un don que los hace únicos.


Entre un narcotraficante y un Nobel de la Paz hay toda la distancia del mundo, son antípodas formas de vivir, pero siguiendo su nexo podemos encontrar que la diferencia radica en su pensamiento ético, pues ambos son críticos de la realidad y responden con creatividad a dicha situación, sólo que los medios y los fines de dicha criticidad y creatividad  los determinan su pensar ético.


Veamos el concepto del Comité Nobel Noruego para la asignación del premio Nobel de la Paz, el cual se entrega anualmente «a la persona que ha hecho el mejor trabajo o la mayor cantidad de contribuciones para la fraternidad entre las naciones, la supresión o reducción de ejércitos así como la participación y promoción de congresos de paz y derechos humanos en el año inmediatamente anterior» Resulta sencillo definir a un narcotraficante si usando la misma oración cambiamos a algunas palabras a partir de la intención ética de los delincuentes.


México es nuevamente noticia internacional con el gran escape del Chapo Guzmán de la máxima cárcel de seguridad del país y  a unos meses de cumplirse el año de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa podemos comparar el despliegue de fuerzas militares y policiacas para intentar encontrar a una sola persona aumentando la clara percepción de vivir empantanados en la corrupción.


La obra de ingeniería que ahora es mundialmente conocida como creatividad mexicana está apuntalada por la podredumbre del sistema el cual ha hecho profundos hoyos en la impartición de justicia del pueblo, el cual, como siempre lo hacemos, terminamos riéndonos de nuestra desgracia con fabulosos memes y chistes que nos ayudan a sobrevivir en las trampas de la idiosincrasia, que dicho sea de mal paso, con su fuga se empodera el anhelo en los sectores más desprotegidos de la sociedad de que la meta alcanzable al justo precio, es ser narco, ser chingón.


Dice la iguana que a ella no le interesan los Nobeles de Paz ni nada que se le parezca, pues lo que quiere es que construyan un túnel chingón que conecte del pestilente arroyo Moctezuma  al río de Valle Nacional, para poder ir y venir montada en una patineta y gozar de la vida loca. Me mira fijamente y dice muy segura que el arroyo Moctezuma sería un escondite ideal para cualquier mierda,  trátese de políticos, narcos o líderes de la sección 22. No comprendo, pero me apura a que comience a trabajar al darme con su cola un pico y con su pata derecha una pala y sentencia: chíngale con ganas, con ética pues.



*Educador mexicano, productor de medios de comunicación para el desarrollo, dirige www.sabersinfin.com sureste


  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1229 invitados y ningún miembro en línea