A todos nos dio en la madre Jacobo el puto, el maestro
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

                                                                                     Masca la Iguana
                                                     En la madre a todos nos dio…Jacobo el puto, el maestro

 

Luis Fernando Paredes Porras*
                                                                                                                                                                

                                                                                                                                                                 Que no te haga bobo Jacobo
                                                                                                                                                                   que no te haga bruto ese puto…
                                                                                                                                                                                              Molotov



     Entendió su tiempo e hizo historia, Jacobo Zabludovski es el ángel caído del periodismo mexicano, causa repulsión y admiración, es ejemplo de la ignominia y del talento desbordante; manipulador excelso y maestro de las relaciones públicas con el poder. La historia lo comienza a juzgar, algunos lo hacen tomando en consideración su tiempo y sus circunstancias, otros en el recuerdo significativo del oprobio, contexto que creó para servir al poder…que no te haga bobo, Jacobo, que no te haga bobo ese puto…el maestro.


    Otros ícono de televisa, Roberto Gómez Bolaños atrajo  la atención del pueblo con su fallecimiento y la empresa le rindió el homenaje que pudiera catapultarlo otras décadas para seguir gozando de los beneficios económicos del chapulín colorado y demás personajes; Zabludovski con su muerte, atrajo la atención no del pueblo, sino de los políticos quienes se vieron catapultados para recibir los beneficios de sus servicios siempre que se preguntaban ¿y ahora quién podrá defendernos?


    Amado y odiado con igual intensidad, venerado por el sistema, por la dictadura perfecta que ayudó a sostener con brillante mente y menospreciado por las mentes brillantes que se opusieron y oponen al sistema represor  y sus mecanismos de esclavitud mental.


    Hace pocos meses algunos profesores de la Universidad Veracruzana al oponerse a que recibiera el grado de Doctor Honoris Causa pusieron el dedo en la llaga de la memoria, de no haberse opuesto a la designación, quizá el recuerdo del  agravio hubiera sido insuficiente para equilibrar la balanza entre las apologías de los medios del sistema y la mirada del pueblo crítico.


    Disciplinado, leal, obediente, talentoso, su tiempo y sus circunstancias le permitieron  brillar por décadas en México; no hubo tiempo para despedirse, fue sepultado a las horas, sin velorio, quizá porque sabía demasiado y los encuentros en torno al duelo podrían avivar las cenizas de viejos incendios, lodaceros de viejos polvos, nudos emocionales de días soleados.


Dice la iguana que  recuerda bien a Jacobo y que cuando Molotov compuso su canción desde la rama del árbol más alto del arroyo Moctezuma, que no era tan fétido entonces, se lanzaba coreando, muy al estilo de lo que hoy sucede en los estadios mexicanos y por lo cual se desgarraron las vestiduras los corruptos de la FIFA: “que no te haga bobo Jacobo, que no te haga bruto ese puto”.


    La iguana no ve noticias, dice que por salud mental no consume la mierda del planeta, que le basta y sobra con la que le arrojamos al afluente de su casa, pero no por ello  está desinformada, por eso me mira y refiere dos hechos: el 68 y Ayotzinapa para luego cantarme el coro “que no te haga bobo ese puto”, pero no me dice quién, porque Jacobo ya no es,  pero para que no olvide me canta toda la canción:


“Ya todos sabemos pa'qué nos hacemos, a todos nos lleva a unos más a otros menos, a todos nos tiene muriéndonos de hambre, ya todos sabemos quién es el culpable, a ricos a pobres a chicos y grandes, a todos nos vino a poner en la madre, de lunes a viernes trasmites al aire, recibes propinas de Carlos Salinas, transmites en vivo nos dices pamplinas, que nadie se entere que todo es mentira, por eso el programa se queda en familia”.
 
“Le tiras pedradas a algunos partidos, enjuicias personas al aire y en vivo, olvidas noticias sobre la guerrilla, a todos los fraudes les cambias las cifras, por todo el planeta tienes a tu gente, porque es tu trabajo que nadie se entere, de pronto aparecen noticias urgentes, pues del protocolo eres un alcahuete, porque te conviene tener ignorante, a la gente que viene eres mal informante, hay un periodista que altera noticias en un, noticiero que está en televisa”.

“¡Que no te haga bobo Jacobo!, ¡que no te haga bruto ese puto!”
 “Le tiras a un lado después al del otro, les haces la barba eres un agachón, le vendes noticias al mejor postor, sabemos muy bien que eres un impostor, desde la mañana que tengo lagañas, tienes a tu gente diciendo patrañas, maldito Jacobo chismoso traidor, le guardas secretos a nuestra nación, un corte y regresas en lo que le arreglas, te llegan reportes después los alteras, a todos nos miente nos miente Jacobo, que no se haga tonto que no se haga bobo”...

Imagen de www.el-mexicano.com.mx

 

*Educador mexicano, productor de medios de comunicación para el desarrollo, dirige sabersinfin sureste.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 357 invitados y ningún miembro en línea