Parió la puta
Minuto a Minuto

 

 

Masca la Iguana
Parió la puta

Luis Fernando Paredes Porras


“Lorenzo Córdova, ya que te metes con mi familia…
que tengas muy felices días con la puta que te parió”
Atribuido en las redes sociales a un indígena maya

Vivo rodeado de indígenas, escucho hablar “mocho” por todas partes y por donde quiera en la ciudad  contemplo desprecios de mestizos  hacia los descendientes de pueblos  originarios; Córdova es un santo  con su # ¡no mames cabrón!  frente a las frases de uso común en estos lares:   “¡pareces pinche indio!”, “¡pinche paisano!”  “¡pinche ojiterco!”  y demás expresiones  que hemos permitido todos su uso, incluyendo a un sector educativo oficial al cual pertenece  mi amigo Víctor Terán, para quien “nunca entenderé” su lucha histórica, esa la de los maestros de la sección 22 de la CNTE Oaxaqueña, porque dice Víctor, “fuiste educado de otra forma”.


Fui educado como mestizo de clase media y al primer indígena que “conocí” fue  a Benito Juárez, luego a los grandes “emperadores” - después supe que era Tlatoanis-  y las grandes culturales mesoamericanas, el orgullo prehispánico mexicano. En las calles conocí a los indígenas que armados con un acordeón (me llamaba la atención, pues no es un instrumento barato) y otros con una tarola y trompeta, pedían ayuda caminando por el centro de Puebla y sus colonias. Nunca escuché que mis padres se refirieran con desprecio a ellos. Mi ignorancia del mundo indígena en mi infancia era abismal, continuó así durante mi adolescencia y  juventud, - no faltaron las visitas  museos, a zonas arqueológicas, lecturas de textos clásicos,  películas “yo te quero más que a mis ojos”, limpias, temascales, etc; es decir indigenismo en consumo, propio de una mediana cultura general- siendo los últimos 6 años apenas, ya en Tuxtepec,  donde me vi rodeado conviviendo felizmente con ellos, disipando un poco mi tremenda ignorancia.


En mi adolescencia  y hasta la fecha -  hace un año estrenó su última película -  el cine y  la televisión hizo famoso el cliché del indígena , de la mujer indígena en la ciudad con la forma de hablar de la india María, cuya actriz recién falleció y millones de mexicanos mostraron sus condolencias y hubo calificativos de que fue un personaje humilde, sincero, bueno, puro, “ni de aquí ni de allá”, oriunda de un ficticio pueblo “San José de las Lagartijas” o “San José de los Burros”; ahí nos reíamos no sólo de su modo de pronunciar, sino de reaccionar, el manejo del rebozo, de su brincadito al caminar, incluso de su risa y era, así nos los dijeron, humor blanco. Y así crecimos varias generaciones de mestizos que lamentamos la muerte de la actriz que nos mostrara lo que vive “esa indígena” en la ciudad. A nadie se nos ocurrió protestar por esos clichés.


En 1994 el EZLN visibilizó a otros indígenas, destacando mediáticamente un mestizo, el Subcomandante Marcos; ya la historia ha hecho sus primeras evaluaciones de lo que fue un movimiento que llamó la atención del mundo como ningún otro hasta la fecha en el México contemporáneo. Son ahora, se describen, una organización de carácter político que en sus inicios fue militar.  A 20 años de distancia del EZLN en Tuxtepec pareciera no dejó huella alguna.


¿Qué hubiera sido del EZL y su lucha si hubiera contado con las redes sociales de hoy? En las redes los indígenas, bueno no ellos, los mestizos en realidad, subieron el tema de la discriminación a los indígenas en medio de un enroque político. Al final, el partido verde sale ganando, tres días sin publicidad,  una multa económica y un INE desacreditado porque el pueblo, algunos indígenas con acceso a las redes y medios de comunicación, interesados además en el tema, junto con algunos mestizos pues dicen que es puta la mamá de Córdova, Presidente del INE;  es decir, el indigenismo  ha dado sus frutos, la defensa por legitimar la lucha histórica  ha dado cabida a que se suban al tópico  quien quiera – me incluyo – ya hasta López Obrador dijo que siempre desconfió de Córdova cuando lo tuvo cerca y que el ITAM es una institución que forma racistas. Las generalizaciones van y vienen de todas partes mientras el CONAPRED hace el ridículo de su historia y las elecciones están a la vuelta de la esquina.


Recientemente el EZLN comunicó: “Y vemos que organizaciones, grupos, colectivos, personas, siguen en lo mismo, presentando falsas opciones excluyentes, juzgando y condenando a lo otro, a lo diferente. Y más: despreciándonos por lo que decimos que vemos…” “Ponemos entonces más atención, subimos a lo alto de la ceiba para tratar de ver más lejos, no lo que pasó, sino lo que viene’’.


En Tuxtepec hay unos enormes y majestuosos árboles de Pochota,  - que por cierto en estos días nos regalan su semilla entre algodones que antes fueran usados para el relleno de almohadas y mucho antes, para el tejido de prendas pero  hoy andan sueltos en el olvido – quizá deberíamos simbólicamente subirnos para ver lo que el movimiento indígena y su lucha histórica, esa de la que habla mi amigo Víctor oriundo de pueblo originario, dice que ve. A donde yo me he subido, con mi falta de mañas para trepar árboles,   lo que veo es que la región no termina de parir su multiculturalidad pero así como hay discriminación, también  hemos aprendido a convivir, a los chingadazos, pero convivimos.


Cuando murió la actriz que interpretó a la india María escribí: 
“A Tuxtepec le cuesta trabajo, le duele reconocer que es una ciudad indígena. No es que no lo sepa, es que no quiere hacerlo. A la fecha, no existe en el gobierno municipal una oficina de atención de asuntos indígenas, cuando habitan en la ciudad o la visitan, oriundos no sólo mazatecos, chinantecos, zapotecos, mixes, nahuas, etc. No encontrará un sólo mensaje de bienvenida a la ciudad en lenguas originarias. Ninguna calle lleva un nombre indígena. Ninguna información que proporcione la raquítica señalética de la ciudad, es en idioma indígena”.


Diría mi amigo Víctor Terán, o bueno, lo digo yo apoyado en su premisa, esto que  veo y escribo es defecto de la formación que recibí.

Dice la iguana que le gusta lo que dijera el EZLN en su comunicado: ‘‘Yo te lo digo mi pensar y tú me lo dices el tuyo’’…y de la mamá de Córdova, pues …se subirá la verdosa a la Pochota que está frente el tecnológico para ver mejor y ya me contará.

next
prev

Hay 555 invitados y ningún miembro en línea