Mal de amores
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Solo me alienta el deseo divino de hacerte mía,
más me destruye la incertidumbre que estoy pasando.
Es que la nieve cruel de los años mi cuerpo enfría
y se me agota ya la paciencia por ti esperando...
El malo.

De mal de amores padezco;
mal crónico, mordaz, impío,
aún cuando piensen que sólo actúo,
ni el agua de mar o menjurjes curan esto.
Por un tiempo pensé era hipocondría,
menuda subjetividad punzocortante;
me aprecian entero por fuera,
Solo un guiñapo de alma etérea, flotante
por dentro.

Este mal atroz se diagnostica
a las primeras de cambio,
te infectas por la vista,
también con el trato diario.
Fiebre , dolor, desasosiego,
distracción, recelo,
ébola que no mata, brote súbito,
indiferencia al mundo.

Animal herido con el corazón enjuto,
errado, errante, tumbos de nuevo ciego,
vista nublada, celos de todo y nada,
se secan las carnes, aliento y pulso.
Mírame, padezco de todo esto;
crujir de huesos, en mí era lo único inhiesto,
voy cabalgando en ancas
de un caballo desbocado,
por senda a la orilla del despeñadero.

Solo hay cura si el mal hace apoteosis
metástasis encarnada en tórax y peritoneo,
lengua trabada, mandíbula presiona, apogeo
con nadie más que conmigo peleo.
Amor, deseo, apego, doblego
Tristeza, cansancio, el pulso tenue
sólo placebos para este padecer,
paliativos para el espíritu conflagrado,
pide al cielo algo sagrado, milagro,
para aliviar este ardor interno, perpetuo.

Hugo Islas 2Hugo Islas (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) radica en Puebla, es amante de la música y las letras.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1869 invitados y ningún miembro en línea