Retozante (Poema)
Minuto a Minuto

 

 

14 de mayo de 2020

 

Creo que nunca dejas de jugar
aunque no lo sepas,
lo niegues
o quieras renunciar a ello;
es que siempre te traiciona
tu raíz retozante,
tu vena bromista,
tu alma de niña traviesa.

Te diviertes,
aunque siento que
es sin malas intenciones;
tal vez sea un resorte irresistible
lo que provoca tu mueca pícara
expulsada de algún cómic.

Ríes,
ríes
y vuelves a reír
cuando espero seriedad
o tal vez una postura adusta
que refleje cierta atención,
pero es que no cabe en mí
que así procesas,
que así analizas
y que de un momento a otro
dispararás una breve sentencia,
un aporte preciso
o una lúcida indirecta.

Tal vez brincas
como lo haces incansablemente
en tus mundos imaginarios,
quizá lo hagas para tener presente
que allá nadie te pone freno
y deseas que aquí así fuera.

Te veo bailando en el horizonte,
haciendo pompas de neblina,
hablando con los árboles,
acariciando el viento
y pienso:
me pienso
botando este carácter de mil demonios,
dejando atrás la pesadez de mis apegos,
las mil rabietas que ya me hacen daño
y la hiel a borbotones.

Haces bien en no dejar de jugar,
en seguir siendo bromista,
risueña,
feliz;
te lo digo yo:
el colérico ogro de este cuento de hadas venido a menos,
quien te mira desde lo lejos de esta colina,
quien muere poco a poco por algo de tu chispa,
o tal vez, por una pizca de tu amor.

#Poesíaalasocho
Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com
next
prev

Hay 311 invitados y ningún miembro en línea