Navegante (Poema)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

15 de enero 2020 


Ebrio, con mis pensamientos,
Ebrio, por mis pensamientos,
Ebrio, de mis pensamientos,
Me embarqué, marino alegre,
Hacia quién saber que costas.

No quise llevar un mapa
Ni instrumentos que me impedimenta,
Si el mundo es tan anchuroso,
Que en cualquier playa lejana
Podría encontrar reposo
Ganado a golpe de sueños.

Llevaba mi compañía,
La mejor que puede haber:
Yo mismo, el sol y los vientos,
El embate de las masas:
Oleaje de tempestad
O de sepulcro en el mar.

Lo que ha de venir vendrá,
Y lo que no, a qué temerle,
Me dije, cuando empuñe
El timón y mis recuerdos
Prohijados por la playa,
Engendrados por las olas,
Los cielos embarazados
Por pesados nubarrones;
El rumor en las cañadas
Con sus aguas presurosas,
Ansiosas, desesperadas
Por arruinar a la mar…

Cuando uno viaja en las ondas
Embravecidas o mansas,
Los designios personales
Han dejado de contar.
Si se ha de sobrevivir
O se ha de llegar a puerto,
Lo han decidido los vientos
Y lo ha consentido el mar.

Por ello, en esa aventura,
Puse a resguardo intenciones;
Las escondí en el bolsillo
Con planes y con propósitos,
Para mejor ocasión.

Así fue que decidí
Viajar con mis pensamientos,
Para hacer un entramado
Que me evite aburrimiento,
Me libere de ansiedades,
Y preserve esa alegría
Con la que un día zarpé,
Marinero de recuerdos,
Marinero de la vida
Tras la que todos andamos;
Unos queremos llevarla
Al jardín de las delicias,
Otros la vamos gastando
En calderilla menuda,
Y hay quien le da precio de oro:
Decisión de cada uno.

Ebrio de mis pensamientos,
Voy flotando en el oleaje,
Y me acomodo a su ritmo.
Así voy desde que supe
Que por mí, decide el viento,
Y esto, lo consiente el mar;
Que por más fines y planes
Con que te armes para el viaje,
El puerto de desembarque,
Para todos, es el mismo.


Ricardo Montes de Oca, “Café de la esquina”, Puebla Pue, 13-4-07

next
prev

Hay 1241 invitados y ningún miembro en línea