Muertos de hambre
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

El hambre de sexo puede más que el decoro
porque éste es valor de la mente
y aquélla es necesidad de las entrañas:
lo de abajo ganando a lo pensante.
La hambruna no merma con los años,
el hambre del atardecer
es como el apetito de la mañana,
doce abriles y necesidad de enclaustrado.
Los hambrientos maduros
             salen escasamente del ostracismo
antes ocultan con perfume su amargura,
la tristeza de la monotonía
o la desgracia del infortunio.
Hay explosiones si dos famélicos se encuentran,
se agota el oxígeno de alrededor
salen chispas y truenos...
suelen ruborizar miradas piadosas.
Los  hambrientos no están a dieta
porque son tan escasos los banquetes
que tratan de hartarse hasta el cansancio
en un rincón oscuro o cuarto cualquiera.
A veces somos ingratos
              con los necesitados veteranos
porque no conocemos su historia,
olvidamos que la carencia urge más que el amor
y la soledad castiga con su insolente presencia.
¡Demos  espacio a los hambrientos!
dejemos que hagan su ritual sin molestia,
que canten a la vida aunque sea a capela
y  expulsen la maldad de esta bendita tierra.
 

Abel_Perez_Rojas_7

 

Abel Pérez Rojas (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. -  Twitter: @abelpr5) es doctor en Educación Permanente, poeta y comunicador. Actualmente dirige: Sabersinfin.com)

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2568 invitados y ningún miembro en línea