Secretos de los despojos
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 


Por ahí nos fuimos cada uno,
Por distintos caminos.
Transcurridos los siglos,
Nos vimos, desde lejos.
A señas nos enviamos un saludo
Raquítico y sin sal.
Ninguno dio paso adelante
Para intentar saludo con la mano:
Los zapatos pesaban,
El ánimo no daba para fiestas.

Hubo recuerdos vagos:
¿Eso, fue hace diez años?
O, fueron veinte, no recuerdo.

Estaba claro el día;
Estaba opaco el cielo,
El que nos cobijaba,
En el cual se asomaba
Un sol renuente,
Indiferente,
Como si así, dijera:
Esa historia es antigua,
La conozco; sé que quedó truncada
O derivó como un arroyo
Que extravió trayectoria
Y terminó en un llano seco y árido
Como las almas de los dos.
Era aquel un sol parco,
Al que nada asombraba,
Al que ya nada conmovía.
Y menos una historia del pasado
Entre dos que se vieron uno al otro
En las pupilas centellantes,
Deseosas de mirar intimidades,
Y de adentrarse en los conductos,
De lo recóndito y oculto,
Lo más secreto y enigmático,
Que por eso arrebata,
Avasalla,
Y en un día cualquiera, te puede asesinar,
Porque el enigma, lo buscado
Con desesperación y frenesí,
Se queda con su esencia:
La del secreto indescifrable.

A los que fuimos, y estuvimos
Muy juntos, adheridos,
Siameses por encuentro,
Por la necesidad
De vibrar al unísono,
Nos torturó siempre el secreto,
La pregunta concreta:
¿Qué es lo que allí se mueve?
¿Por qué trato de hundirme
En esos cauces?
Sabiendo que él posee vida longa,
Que nuestra habilidad de develarlo
Era más débil que un recién nacido,
Decidimos, por eso
Continuar la aventura
En busca de pupilas
En que fuera posible
Leer las claves del secreto.
Y partimos. Uno hacia la derecha,
El otro hacia la izquierda…

Las piedras, se quedaron.
Solo nos contemplaron
Sabedoras de que los vientos erosivos
Nos irían arrasando
Hasta hacer de nosotros
El pasado en despojos.


Ricardo Montes de Oca, Puebla Pue, 7-5-07

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 742 invitados y ningún miembro en línea