Poema a Agustín Lara
Minuto a Minuto

 

 

 

8 de noviembre de 2020

 

Agustín Lara, en nosotros vives

 

Plácido en mesa etérea
nos mira,
ríe para sí,
aspira el humo de su cigarrillo,
da otro trago a su copa sin fondo
y brinda por la más hermosa,
por la que se fue,
por la que se quedó
y lo cobija con sus aduraznados pechos,
por la que soñó
y al despertar dejó rastros sólo en una canción,
por la que vende sus caricias,
pero no su amor;
por la mal querida
y la bien vestida,
por la bonita,
por la no tan bella,
por María, Lupita,
Esmeralda, Rosa
y por aquella
que se extravió en los recuerdos,
de los caballeros que no tienen memoria.

Desde el Olimpo de los creativos
Agustín Lara
sigue infectando con sus letras,
flecha con sus acordes,
arrastra con su obra,
porque ésta toca las fibras atemporales
de los sensibles,
de los amantes,
de todos.

Agustín sabe que los genios no mueren,
que se conservan
como si de formol se tratara
y éste mantuviera intacta
la carga explosiva lírica
que tunde a unos,
pero levanta a muchos
del jardín romántico
repleto de boleros,
danzones, pasodobles,
valses, ritmos tropicales
y cuanta nota mueva los pies
y también los corazones.

Agustín,
te agradezco tanto,
eres el responsable
de muchos de mis poemas,
eres como un hermano a mis versos,
como un amigo confidente,
como un maestro dadivoso,
como un inspirador inagotable.

Agustín,
reposa plácido en tu mesa etérea,
porque aquí,
tus hermanos de letras
en función de discípulos
haremos más grande tu obra.

Gracias querido Agustín,
en nosotros vives.

Nota: Poema que forma parte de la antología literaria en honor a Agustín Lara: Poniendo la mano sobre el corazón. Antología con motivo del L aniversario luctuoso de Agustín Lara.
 
Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com

 

next
prev

Hay 1084 invitados y ningún miembro en línea