Tres almas
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 


El sueño deja de volar por el risco
del  hombre seco huyen las plagas     
lo habita  la tristeza
no hay agua que lo llore.

Sigue subiendo la montaña
a  su paso queda todo
lo que gana por seguir al cielo.

En el desfiladero
las piedras se nutren con el aire
el aguaje espera la lluvia con nostalgia.

Los rarámuri duermen a los niños
el sueño los lleva a la fiesta
rebosa el plato  
no hay sed ni hambre
el sol los despioja
la lluvia los abraza.

Juega con ellos luna risa menguante
el cielo está lleno de luceros.

La  muerte observa las muecas del niño
inicia el festín del maíz  se atiborra.

Sobre la choza el manto tejido de frío
la leña cobra calor por humo
los saldos bostezan a través de los troncos.

Lejos del bies de la montaña
los chamochis desdeñan el alma
abotagados vagan distraídos.

El vuelo es en el aire
al  pie la ceguera y su libre albedrio  
en la cima de la montaña la danza de la fe.

¿Cómo encontrarnos?
¿Cómo erigir santuarios  en los oídos?

El rarámuri no baja
cuida tres almas
por la noche pega el oído a la tierra
escucha sus secretos
amarra sus pies alados
para que lo encuentre el alba.

Imagen: fandelacultura.mx

Leticia Díaz Gama; escritora, conductora de Otras Voces y colaboradora de Sabersinfin.com

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1173 invitados y ningún miembro en línea