Calavera 2012 para el Dr. Enrique Canchola Martínez
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

El mirador de la bufa era mi punto de espera
-Pasaba desapercibida esta humilde calavera-
-Aguardaré el justo momento de podérmele acercar
¡Cada que yo lo intento, alguien lo ha de abordar!
No quiero armar barullo al notificarle formal
que su tiempo de Congreso, ha llegado a su final.
Apenitas  comenzaba su curso monumental,
el  doctor inauguraba, dando el preámbulo inicial
“Bases Anatómicas de los síndromes neurológicos”
Instruía a los asistentes, si centrales o periféricos
son los síntomas del paciente, según sea su lesión
y de qué forma se puede otórgales sanación
¡Mira lo que son las cosas! -en mis adentros mascullaba-
El pensando en sanación; ¡yo en cómo me lo llevaba!
Gran inquietud suscito, el tema que ahora abordaba…
“Que al sistema endócrino hay que cuidarlo muy bien
para que bien funcione, esa glándula pineal
y la ciclicidad reproductiva, secrete melatonina
que genere la cascada del sistema nervioso central”.
Doctor Enrique Canchola, -al oído yo le dije-
-Poco o nada yo entiendo de su discurso elocuente,
 pero el grueso de la gente, no te deja de aplaudir,
fecundo conocimiento haz dejado a tus oyentes,
pero no puedo eludir el momento de partir……
Vengo en acometida de llevarte al Campo Santo
da así por terminada la jornada de este día.
-Aún con algarabía instalada en su ser,
no pudo comprender mi abrupta intromisión,
el creía que la lección deseaba se me explicara
 y afanoso se dispuso a transmitir su saber,
haciéndome entender, que la glándula pineal o epífisis,
secreta melatonina considerada también
centro del poder superior, -Me compartía con fervor-,
-Tengo que interrumpir tu expedita explicación
te dije que mi misión, es sacarte de este mundo
no tienes más que un segundo para despedir tu ser
tu espíritu ha de vagar hasta los mismos avernos
-Deja mi locus interno tratarlo yo de situar
o quizá sea el externo el que quieres alterar
-Doctor Canchola, no quiero el causarte alteración
solo explico la misión que a tu mundo me introdujo
Termina ya tu labor de inmediato y sin tapujo
-No quiero hacerte esperar, pues se me hace grosería,
pero ahora no podría, apoyarte en tu labor.
Un curso de acupuntura tengo yo que impartir
además de  dirigir entrega de reconocimientos
¡Te prometo no te miento, cena hay que organizar!
Dos días yo necesito, para en orden todo dejar
Por cierto te he de invitar, para agradecer tu espera
mi querida Calavera, a convivir en la gala
-Acepto de buena gana, y daré la concesión
pero ahora si te digo, que no hay más prerrogativa
sé que tu muy hábilmente, sales siempre indulgente
librándote del averno. ¡Mira que eres mala gente!
-La Catrina asistió a la cena del Congreso
muy contenta degustó del buen vino y del manjar
pero no tardó en llegar, el efecto ya esperado
¡el etanol finalmente, al cerebro había llegado!
comenzó a experimentar cambios en la visión,
temblor y alucinaciones algo loca la volvió
partió para el cementerio, igual que como llegó
con las manitas vacía la calaca se quedó!
Un año más que nos dejan a tan célebre doctor
Enrique Canchola Martínez, recibiste la indulgencia
¡No cabe duda, la ciencia fue ahora quien más ganó!

*Fernanda es una inteligente y asidua lectora de www.sabersinfin.com

Enrique_Canchola_Martinez_2

 
 

* Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1075 invitados y ningún miembro en línea