TODA UNA ETERNIDAD / ANÉCDOTA Liliam Jiménez
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

Me encontraba en Moscú. En el Instituto en el que estudiaba tenía que participar en un Simposio. Las intervenciones se alargaron. Las discusiones nos obligaron a rebasar el tiempo previsto. Yo tenía a determinada hora una cita con el hombre que amaba. Conocía su seriedad, su dignidad y su responsabilidad alta. Para él la puntualidad tenía su significado. Cuando salí del Simposio, vi mi reloj. Me había pasado del tiempo una hora y media. Pensé que él ya no estaría esperándome. Sin embargo, quise llegar al sitio donde habíamos quedado de juntarnos. Cuando atravesé el Parque vi su silueta en la esquina. Había en la calle 20 grados bajo cero. Corrí entonces. Hubiera querido alcanzarlo con mis brazos. Las lágrimas me rodaban por las mejillas. La nieve azotaba por todas partes. El frío calaba los huesos. Cuando me le acerqué le vi el rostro cansado. Empecé a expresar una disculpa. Él, inmediatamente, me puso su dedo sobre mis labios y me dijo: “¡Silencio! Yo te esperaría toda una eternidad.

 

*Gaviotas de Azogue 245

 

 

Liliam Jiménez.Nació en Santa Ana, El Salvador, el 13 de diciembre de 1922, ensayista, poeta, periodista, estudió filosofía y letras en la Facultad de Humanidades de la Universidad de San Carlos de Guatemala. En este país vivió de 1945 a 1954; formó parte del grupo Saker-ti. Se casó con Raúl Leiva, escritor guatemalteco. En 1954 escribió su primer libro de poesía, refugiada en la embajada de Ecuador en Guatemala, donde permaneció algunos meses en espera de salvoconducto para exiliarse, luego del cruento golpe de estado que derrocó al presidente Jacobo Arbenz Guzmán el 27 de junio de ese año. En 1955 publica Tu nombre y en 1959 Sinfonía Popular.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 604 invitados y ningún miembro en línea