Lady Macbeth 2011
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

23 febrero del 2013

Lady Macbeth 2011

Un salón, pintado de rojo, con una mesa en el centro de la habitación, y un teléfono encima de esta. Una mujer da vueltas alrededor de la mesa. Viste jean, pero no blusa. Va descalza. Sus pies son una llaga ensangrentada. Con cada paso, deja atrás un reguero de rojo. Las manos le tiemblan. Las tiene muy abiertas.


MUJER:


Esta vez no. No voy a colgar el teléfono. No voy a colgar del techo. No ahogaré al gatico de la vecina. Ni aunque me sienta sola. Me he pasado la vida soñando con gaticos muertos. Me he pasado la vida soñando con el agua infinita, y miles de gaticos que chapotean con sus burbujas inocentes antes de hundirse. (Pausa larga.) Esta vez no voy a colgar el teléfono. Esperaré por su respuesta. Esperaré a que me diga: ya lo hice, ya está, fue mi mano, esta pe-queña mano mía manchada de todo. (Grita.) Y yo le diré… (Más fuerte aún.) Bravo por el golpe. Bravo por esa pequeña mano tuya, manchada. Esa pequeña mano tuya que se ha cansado de machucar a pequeños gaticos contra las rocas. Y luego, cuando esté a mi lado, cuando ambos sintamos la culpa, voy a besarle las manos… por-que sus manos son como las mías. También están manchadas de todo: de sangre, de muerte, de deseos de conti-nuar ahogando a pequeños gatos… (Pausa larga.) Le besaré las manos y por un segundo, olvidaré la culpa. Y tendré las manos limpias. Sólo por un momento. Hoy sí no voy a colgar el teléfono. (Pausa larga.) Lo he esperado desde siempre. No le tengo miedo a los árboles que caminan. No tengo pesadillas. Dejaré de soñar con gaticos muertos. Todo es posible si él y yo estamos juntos. (Camina hacia adelante, abre los brazos y grita.) Besándonos las manos. (Se mira los dedos por un momento. Su rostro se convierte en una máscara de horror. Comienza a fro-tarse las palmas contra la tela del jean. Como absorta, con los ojos muy abiertos.)… Esta pequeña mano mía… tan manchada de todo. Esta pequeña mano mía… (Suena el timbre del teléfono. Ella se queda paralizada por un instan-te. Señala hacia adelante con un dedo tembloroso. Con voz muy suave, casi infantil.) El bosque

Premio Internacional de Soliloquio Teatral Hiperbreve
Concurso Internacional de Microficción “Garzón Céspedes” 2012
Elaine Vilar Madruga (Cuba)

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1503 invitados y ningún miembro en línea