¡Cuidado!, el uso y abuso de dispositivos móviles está amenazando su salud física
Minuto a Minuto

17 de julio de 2023

La “whasapitis”, el dedo “engatillado”, la tendinitis y la cervicalgia están entre las principales patologías consultadas en el país por los trabajadores tanto de planta, como contratistas y ocasionales, y que durante los últimos 5 años han aumentado en un 40 % debido al uso excesivo y sin control de los dispositivos móviles; por eso es importante ser conscientes de esta problemática y trabajar en su prevención.

“Las malas prácticas en el manejo del dispositivo móvil se dan por el uso sin conciencia corporal, por las nuevas formas de trabajo (teletrabajo, trabajo en casa) y por la gran cantidad de horas invertidas en finalizar las tareas laborales o de “ocio” dedicadas a las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o TikTok”, así lo afirma el terapeuta ocupacional Farid Andrés Patiño Cortés, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), especialista en Seguridad y Salud en el Trabajo.

Según la VII Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo de 2022, un 84 % de los trabajadores señala que está expuesto siempre, casi siempre o a menudo a algún aspecto relacionado con las demandas físicas de su puesto de trabajo, como pasar más de dos horas sin levantarse de su silla, tener la vista fija en el computador, teclear constantemente o tener demandas laborales que implican el uso ininterrumpido del celular.

Además, el 77,5 % refiere alguna molestia relacionada con posturas y esfuerzos derivados del trabajo que realizan o con el uso de dispositivos móviles.

Entre las molestias más frecuentes figuran los dolores de espalda (50,3 %), de nuca y cuello (32 %) y de hombros brazos codos y muñecas (26,6 %)..

Al respecto, el terapeuta Patiño menciona que “el dolor de espalda se incrementa cuando la persona permanece sentada la mayor parte de su jornada laboral y adopta malas posturas por la misma incomodidad que le produce el dolor, y hace movimientos repetidos como torcer o rotar la columna”.

Explica además que “el síndrome de text neck, o ‘texto de cuello’, se da por la posición incorrecta con la cual miramos el celular, que es agachando la cabeza. Cuando dejamos caer la cabeza ocurren tres cosas: el cuello se desplaza hacia delante, los hombros se redondean hacia delante o se levantan hacia las orejas, y los músculos del cuello y de los hombros se contraen”.

“En su posición correcta, los músculos del cuello están diseñados para soportar el peso de la cabeza, que es de unos 3 a 5 kilos, y por lo tanto cuando agachamos la cabeza en un ángulo de 60° nuestro cuello debe aguantar un peso de casi 30 kilos”.

Signos de alarma y cuidados

Entre los síndromes más comunes que padecen los trabajadores por el mal uso de los dispositivos móviles están la “whasapitis”, que provoca lesiones diversas en la mano, la muñeca y el codo; el dedo “engatillado”, que se presenta cuando el tendón de uno de los dedos de la mano realiza repetidamente la misma tarea perdiendo su movilidad y se encorva; y el túnel del carpio, que es la inflación de los tendones flexores de la muñeca.

“Los síntomas más comunes de estas lesiones son la inflamación, la sensación de hormigueo, el adormecimiento de varios dedos, la incapacidad para agacharse, los tirones en espalda y cintura, el dolor en el codo, y no aguantar el peso del cuello. Ante ellos es importante no automedicarse para mitigar el dolor, sino consultar a un especialista”, manifiesta el terapeuta Patiño.

Por otro lado, la hiperconectividad hace que las personas generen tal dependencia emocional a su dispositivo móvil, que no se separan de él y siempre está presente en las conversaciones familiares o salidas con el parche, a la hora de comer, de dormir y hasta para ir al baño. Estas dependencias se generan por los vacíos emocionales que tenemos en nuestra vida y buscamos llenarlos de alguna manera.

Según una encuesta realizada por la Asociación de la Industria de Telecomunicaciones (Asomóvil), en Colombia el 79 % de las personas tienen cercanía emocional con su celular, el 15 % consideran que usan mucho su teléfono cuando comparten en familia, y aun así el 85 % no tienen intención de alejarse de su celular.

Algunas recomendaciones

  • Establezca y defina el tiempo de conexión y desconexión del dispositivo para garantizar su reposo adecuado tanto mental como físico.
  • Si su trabajo es continuo, lo mejor es que use pantallas o PC.
  • Mantenga el celular a la altura de los ojos para evitar aumento de peso por efecto de la gravedad en el cuello.
  • Use mensajes de voz, ya que reducen la flexión del cuello y el uso de pulgares para digitar.
  • Apague el dispositivo en la noche; así tendrá un sueño reparador y evitará el vamping, que espasar durante largas horas de la noche revisando contenidos en plataformas digitales.
  • Realizar mínimo 2 pausas activas durante su jornada laboral.
  • Mejores sus hábitos alimenticios y de sueño.
  • Aléjese de las personas y situaciones tóxicas y rodéese de personas “vitamina”, aquellas que le aportan alegría, felicidad y bienestar.
  • Busque actividades de entretenimiento que no involucren su dispositivo móvil, como hacer ejercicio, caminar, compartir con su mascota o sus amigos, leer un libro, dormir, escribir o cocinar

“Recuerde que si quiere que su salud mental y física mejoren, solo depende de usted. Dé el primer paso y busque ayuda”, concluye Eleuta Patiño.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co