El uso recreativo o medicinal de la marihuana, un debate político sin bases científicas
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

11 de marzo de 2016

Recientemente ha estado muy debatida la legalización de la marihuana con fines tanto recreativos como medicinales. Considero que este debate se ha llevado más al ámbito político, y se ha excluido en forma muy importante al ámbito científico, ya que hasta el momento no se han discutido ampliamente los efectos de la marihuana sobre el sistema nervioso y tampoco se han discutido los efectos adversos que presenta este psicoestimulante; tampoco se ha discutido sobre la eficiencia y eficacia de la marihuana para el tratamiento de algunas enfermedades, prueba de ello es que aún no sabemos con precisión qué enfermedades y con qué dosis, puedan ser tratadas exitosamente con esta planta.

Por otra parte, tampoco se han mencionado los efectos de la marihuana sobre el deterioro del cerebro, específicamente de algunos núcleos relacionados con la función endocrina, la función del sueño y las estructuras relacionadas con las funciones cognitivas; es importante mencionar al respecto, que desde hace algún tiempo se sabe que la marihuana altera la memoria y modifica el metabolismo cerebral.

Considero también que debiéramos de conocer cuáles son los mecanismos de acción de la marihuana antes de utilizarla en la práctica médica. Al respecto de su mecanismo de acción, lo poco que conocemos es que actúa a través de los receptores GABA, específicamente, alterando las concentraciones de cloro, por lo que tiene efectos en la tensión arterial, además de actuar provocando elevación de cortisol, con lo cual, induce inmunosupresión.

Con respecto al uso recreativo de la marihuana, es también importante considerar algunos otros aspectos, entre ellos, informar a los consumidores que el fumar esta planta no es inofensiva, es decir, que siempre causará alteraciones nerviosas, tanto morfológicas como en las concentraciones y acciones de los neurotransmisores y como resultado de dichas alteraciones habrá modificaciones en el estado del ánimo, y en las funciones cerebrales en general, además de causar alteraciones hormonales y como consecuencia de ello, algunas enfermedades metabólicas e incluso la disfunción sexual.

Por todo lo anterior, considero que la autorización del consumo de la marihuana con fines recreativos o su utilización medicinal, debe ser cautelosa hasta no conocer sus mecanismos de acción y sus efectos adversos con precisión. Por consiguiente, es indispensable incluir el aspecto científico en el debate del uso de la marihuana tanto para fines recreativos cómo para uso medicinal.

Imagen: nuestromundoalreves.wordpress.com

Enrique Canchola Martínez es profesor de la
Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa.
E.mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2131 invitados y ningún miembro en línea