Identifican cómo afecta a las neuronas el litio usado en fármacos antidepresivos
Minuto a Minuto

 

 

28 de julio de 2022

Por más de 70 años la psiquiatría ha utilizado el litio en los medicamentos para tratar trastornos como la bipolaridad, con resultados muy efectivos, ¿por qué?

Según un hallazgo científico, al consumir sales de litio las neuronas liberan internamente más calcio al tiempo que aumentan sus impulsos eléctricos y así se regula el ánimo –eufórico o depresivo– de estos pacientes.

Sin embargo, el uso en dosis elevadas de este compuesto puede generar efectos secundarios como agitación, dolor de estómago y movimientos de las manos difíciles de controlar, entre otros; y en dosis muy elevadas produce alteraciones en el hígado o los riñones, por lo que entender cómo actúa podría hacer que se fabriquen medicamentos con menos efectos colaterales y mejor funcionamiento.

El profesor Enrico Nasi Lignarolo, del Instituto de Genética de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), líder del Grupo de Investigación en Biofísica de la Señalización Celular, explica que “mostrar que la exposición a este elemento cambia las respuestas fisiológicas de células es novedoso, ya que casi no hay investigaciones sobre esta interacción”.

Como una carretera que lleva la señal eléctrica

Los neurotransmisores son mensajeros químicos que transportan señales eléctricas de neurona a neurona durante la sinapsis (comunicación entre ellas).  La luz es un ejemplo de estímulo externo que hace que se produzca este proceso.

Esto fue lo que se quiso analizar en el proyecto al exponer el litio a un grupo de células “inmortalizadas” –porque se reproducen constantemente–, en este caso cancerígenas, agrupadas en una incubadora, esperando a que se produjera algún cambio observable en la carga o en la composición de esta.

Se descubrió que el calcio, segundo mensajero en la comunicación de las neuronas, se liberaba más de lo normal dentro de estas, y que la respuesta eléctrica es mayor, lo que significa que su impulso (señal transmitida entre estas células) aumentaba.

Como las células miden una centésima de milímetro, su actividad se registraba por medio de minielectrodos que, conectados a un amplificador ultrasensible, detecta los diminutos cambios eléctricos producidos.

En la mediación del estímulo y la respuesta de las neuronas existe la “vía de señalización celular”, una especie de carretera que va llevando la señal, y cuyos intermediarios son los fosfoinositoles, familia de enzimas conductoras de esta vía y que activan proteínas fijadoras de nucleótido de guanina (tipo G), que son mensajeras y ayudan a que la señal llegue a la neurona y libere calcio.

“Observando y describiendo cómo se dan estos recorridos, que son una de las muchas maneras como actúa el litio, se podría estudiar la manera de crear fármacos más específicos y con menos efectos colaterales”, asegura el profesor Nasi.

Los hallazgos de la investigación han dado pie para analizar también células de roedores, viendo que se produce un cambio en neuronas de Purkinje, ubicadas en el cerebelo de estos animales, y que son la evidencia necesaria para seguir indagando sobre cómo funciona este elemento como medicamento y establecer generalidades alrededor del tema.

Los mecanismos de acción del litio seguirán siendo investigados y, como dice el experto, “lo que aportamos es una piecita de uno de los posibles efectos del litio, lo que puede ayudar a entender más sobre las bases neurológicas del trastorno bipolar; si se encuentra que este actúa de cierta manera y en una región específica, los resultados pueden ser un gran insumo”.

Saber cómo funcionan las células permitirá no solo dilucidar mejor el impacto que tienen los medicamentos en la salud pública, sino también generar tratamientos más adecuados para este tipo de condiciones médicas.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 325 invitados y ningún miembro en línea