Las representaciones psicológicas de la navidad (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

Las representaciones psicológicas de la navidad 
Enrique Canchola Martínez
Universidad autónoma Metropolitana-Iztapalapa
Ciudad de México. México
20 de diciembre 2021

La Navidad es una abstracción mental que ha permitido la creación de una serie de conceptos religiosos y morales de gran valor para la reflexión humana, lo cuales tienen una correlación psicológica muy interesante: La creencia de que la Virgen María y San José no tuvieran lugar donde se diera el nacimiento de Jesús y que el nacimiento fuera en un establo en condiciones precarias, representa la soledad y la pobreza del espíritu humano y que después del nacimiento, Jesús fuera puesto en un pesebre, que es un comedero, representa, la esperanza emotiva-objetiva del inconsciente, que viene a nutrir el espíritu humano carente de sosiego el cual a diferencia de las aves no tiene donde reposar su cabeza.
El buey y el burro los animales que con su aliento calentaron a Jesús, representan la precariedad y la misión del hombre en la tierra, esa obligación que tiene el hombre de aprender y trabajar constantemente para alcanzar su felicidad. San José representa la bondad y la obediencia y la Virgen María encarna el amor y el cuidado psicológico del prójimo, programas mentales que han ido evolucionando a través de los tiempos y que han llevado al hombre a un estado de civilización.
Cada uno de los símbolos de la navidad, representa conceptos y pensamientos con imágenes mentales muy importantes que se decodifican en el inconsciente. Los Reyes Magos simbolizan la fe, la esperanza y la caridad del hombre y los regalos: oro incienso y mirra, corresponden y representan al poder terrenal (rey), al divino y al humano y aluden a las esferas mentales del: ello, el yo y el súper yo y al sustrato nervioso de cada una de ellas; al cerebro reptiniano, al cerebro emotivo y al cerebro racional respectivamente.
El caballo simboliza la fuerza, el poder y la sabiduría que intrínsecamente contiene la mente, al elefante se le asocia con la fuerza psicológica que tiene el lenguaje para construir la percepción subjetiva y el camello significa la perseverancia cognitiva para construir y comprender el mundo
La estrella de Belén con su resplandor, guiando a los Reyes Magos, representa el conocimiento que permite al espíritu humano conectarse con el universo para alcanzar la divinidad y trascender a través de una conciencia autopoiética colectiva. Mientras que la actitud de secrecía por parte de los Reyes Magos viene a recordar que el conocimiento no está al alcance de todos y que es necesario decidirse y sacrificarse para obtenerlo. La adoración al niño Jesús recién nacido, representa la luz divina de la cognición y la razón que requiere el hombre para evolucionar y entrar en comunión con su propio espíritu.
Finalmente el pedir posada y no obtenerla tiene una implicación inconsciente de la falta de bondad y solidaridad inherente a la condición humana y nos hace recordar que se requiere de profunda reflexión para construir la convivencia en la paz el amor y la armonía donde el yo construya la conciencia espiritual universal y se encuentre consigo mismo para no estar en soledad.

Lecturas 

Biblia. La Santa Sede. Obtenido el 19 de enero de 2020, de: https://www.vatican.va/archive/ESL0506/_INDEX.HTM

Curso Simbología: planteamientos teóricos (2018). Impartido por la Universidad de Barcelona. Obtenido el 20 de enero de 2020, de: https://www.arsgravis.com/curso-de-simbologia/

Freud, S. (1991). Sigmud Freud. Obras completas. Volumen 23 (1937-39) (Segunda reimpresión). Buenos Aires: Ediciones Amorrortu editores.

Enrique Canchola Martínez. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

next
prev

Hay 1138 invitados y ningún miembro en línea