Miguel Peraza y el movimiento cartesiano en su escultura (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

Miguel Peraza y el movimiento cartesiano en su escultura


Enrique Canchola Martínez
Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa
Ciudad de México, México
15 de octubre 2021


Para Miguel Peraza (Ciudad de México 1959), el movimiento del lleno y del vacío, igual que para René Descartes (Renatus Cartesius. 1596-1650) es una abstracción matemática, donde radica la objetividad ajena a cualquier acción o fuerza y es la extensión continúa del espacio material que con sus translaciones se pueden construir los fenómenos mentales.
La escultura de Miguel Peraza desde el punto de vista cartesiano se asocia a la materia y a la fuerza auto creadora en la cual el movimiento mecánico tiene una manifestación intrínseca y el tratamiento algebraico de la energía cinética es un elemento constante que permite representar y comprender el espacio lleno y el espacio vacío que van construyendo el flujo y el reflujo de la atracción mental y donde el movimiento genera el trabajo mecánico en el que se percibe la Ley fundamental de la conservación universal de la energía, en la cual el movimiento se relaciona con la materia y se transforma uno en el otro, llegando con ello a establecer la reciprocidad entre masa y movimiento que permite la interpretación mental objetiva y subjetiva o personal de la escultura.
La escultura de Miguel Peraza induce a través de su relación vacío-lleno reflejos nerviosos que modifican las ondas electromagnéticas cerebrales, que construyen nuevas percepciones cognitivas y pensamientos de la ilusión mecanicista inherente a la escultura.
Miguel Peraza con sus naves y barcos galácticos transporta al pensamiento a un universo sideral en el que no hay dimensiones tan lejanas que la percepción no pueda alcanzar, ni tan ocultas que la cognición no pueda decodificarlas. A través de los viajes en las naves planetarias de Peraza, se pueden descubrir los misterios de las emociones que construye la mente-cerebro mediante el análisis inconsciente de la experiencia que conduce a la razón y la razón misma construye la experiencia consciente perceptual. Miguel Peraza en su arte muestra una relación infinita e ilimitada del mundo que representa, donde no solo se pueden distinguir las cosas que se contemplan sino que también se consigue encontrar las causas de todos los sucesos que ocurren en el mundo imaginario de la escultura.


Las esculturas y los barcos de Peraza contienen una sensación alucinatoria de movimiento constante donde es imposible que pensamiento alguno permanezca inamovible, obligan al cerebro a percibir las cosas no completas de súbito, lo que lleva al espíritu humano al asombro en el que la expansión mental transcurre de un pensamiento a otro y se establecen interdependencia entre los movimientos que originan otras apreciaciones y los pensamientos e ideas inductivas que generan la deducción de una relación recíproca entre el fundamento del objeto que representa el mundo exterior y la consecuencia mental que induce la percepción, la reflexión y la meditación con la que el cerebro construye sus propios deseos y su propia conciencia.
La masa en la escultura de Peraza no llena por completo el área, el espacio al igual que los cuerpos están llenos de materia, aunque más tenues, de manera que el lleno y el vacío se confunden y constituyen un continuo físico homogéneo que se extiende indefinidamente incorporando el espacio a la materia y viceversa, convirtiéndolos en unidades que comparten las mismas dimensiones, en donde el vacío, es solo una apariencia o mejor dicho es una misma expresión y los vacíos son un cúmulo de eventos perceptivos dispuestos a materializarse en el cerebro del observador donde se vuelven ilimitados y son capaces de construir imágenes mentales, corporales y figuras con sus torbellinos, con su luz y con su fuerza electromagnética llenas de sentimientos, que el movimiento de la escultura va autogenerando en el espacio.

El pensamiento físico matemático que contiene la escultura de Miguel Peraza, reivindica la ideología del empirismo sensualista y lo transforma en un sistema dialéctico al utilizar las figuras geométricas como funciones de magnitudes variables que le permiten transformar una forma cualquiera a sus elementos generadores y a través de las relaciones físico-matemáticas pone al descubierto la relación de los movimientos de la materia con el vacío que permiten la construcción e interpretación neurofenomenología del objeto.

Lecturas
Rocha Herrera, Leticia (2004) “Descartes y el significado de la filosofía mecanicista”. Revista Digital Universitaria. 10 de abril de 2004, <http://www.revista.unam.mx/vol.5/num3/art19/art19.htm>.
De Gortari, Eli. (1973) 7 ensayos filosóficos sobre la ciencia moderna. Editorial Grijalbo, S.A. México
Husserl, Edmund. Meditaciones Cartesianas. Traducción de José Gaos y Miguel García-Baró, México: Fondo de Cultura Económica, 1996.
Husserl, Edmund. Ideas Relativas a una Fenomenología pura y una Filosofía Fenomenológica. Traducción José Gaos. México: Fondo de Cultura Económica, 1997.
Canchola Martínez Enrique. La escultura autopoiética de Miguel Peraza Menéndez: desde una perspectiva psico-neurológica (artículo y videos) https://www.sabersinfin.com/articulos/psicologia/28272-la-escultura-autopoietica-de-miguel-peraza-menendez-desde-una-perspectiva-psico-neurologica-articulo-y-videos

Enrique Canchola Martínez
Profesor de la UAM-I Y UNAM
Ciudad de México, México
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

next
prev

Hay 965 invitados y ningún miembro en línea